Cavilaciones en torno a una gubia

  • Espartinas acoge un centro de investigación práctica y estudio teórico sobre el arte de la imaginería

Modelado en barro, talla en madera o dorado con oro de ley son algunas de las diferentes técnicas artísticas que la imaginería aplica a sus creaciones desde hace siglos, una tradición que el Centro de Investigación y Desarrollo de la Imaginería (CIDI), dependiente del Ayuntamiento de Espartinas, ahora se está encargando de estudiar y revolucionar mediante el desarrollo de un curso (un proyecto de I+D+i) en el que los alumnos tienen la oportunidad de experimentar nuevas técnicas en este campo y cuyo propósito final es el de crear nuevos modelos iconográficos.

Su director, Ángel Luis Schlatter, reseña que "no se trata de descartar el trabajo hecho por lo escultores y artesanos hasta hoy. Este curso consiste en investigar con diferentes técnicas hasta desembocar en las más novedosas, donde aplicamos materiales distintos a los que se usan en la actualidad para descubrir si son útiles y así poder aportar cosas nuevas".

Para abordar un estudio completo el curso se divide en cuatro talleres diferentes. Todos se realizan en la sede del CIDI, situado en la Hacienda Nuestra Señora de los Remedios de la localidad espartinera, futura sede del Museo Didáctico de la Imaginería que tiene como fundador al escultor y director del curso que, tras una larga carrera como profesional en este campo, ha logrado el apoyo de la Mancomunidad del Aljarafe y ya prepara los contenidos de esta galería de la imaginería cuyas obras de edificación han comenzado esta misma semana.

Quince alumnos repartidos en distintos equipos -para colaborar en cualquiera de ellos no se requiere especialización y el plazo de inscripción permanece abierto- trabajan sobre cuatro materias distintas. En el primero de ellos el perfeccionamiento de la técnica del estofado clásico del barroco sevillano es el objetivo. Para ello, se estudia y practica hasta nueve maneras de realizar esta técnica, desde los estofados más simples hasta los más complejos (se toma como ejemplo de máxima complejidad el de la Virgen de la Oliva de Lebrija) y se comprueba con varios materiales si sería mejorable.

Desde que comenzó el curso a finales de noviembre del pasado año los resultados obtenidos han sido positivos, sobre todo en los talleres de restauración de dorados y modelados de cabezas de cristos y vírgenes. "Son muchas las piezas limpias y las cabezas montadas ya listas para empezar a definir los contornos", explica Schlatter. Los materiales sobre los que trabajan dice el director "no son bienes patrimoniales, aunque tienen su valor artístico". Sobre restos de retablos deteriorados o marcos del siglo XVII-XVIII, entre otros objetos abandonados, los alumnos restauran con oro de ley a la vez que ensayan nuevas formas artesanales de ejecutar estos procedimientos.

Lo mismo ocurre en la sala dedicada al modelado en barro de cabezas de cristos y vírgenes, donde se confeccionan los rasgos fisionómicos tipo con el correspondiente estudio de los volúmenes y rasgos faciales básicos.

De la práctica se pasa a la teoría en el cuarto de los talleres dedicado al estudio puramente histórico y documental de la imaginería. Para ello, sin límite de tiempo, un equipo se ciñe a investigar las lagunas presentes en la historia de este ámbito cultural. Por el momento, la vida y figura del artista Martínez Montañés ocupa el tiempo de este equipo. Los otros tres talleres prácticos permanecerán activos hasta la próxima Semana Santa; después comenzarán otros talleres diferentes que se ocuparán de otras materias aún por concretar.

El resultado de estos trabajos teóricos y prácticos tendrá cabida en el futuro Museo Didáctico de la Imaginería. Está proyectado que otros muchos puedan destinarse con fines solidarios a parroquias o asociaciones con pocos recursos económicos, aunque Ángel Luis Schlatter insiste en que no se trata de romper con las antiguas técnicas y materiales, "y mucho menos, quitar el trabajo a los profesionales del sector, pues sólo nos dedicamos a la investigación científica sin fines lucrativos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios