Derivas de lo moderno

Comentarios 1

III Ciclo de Música Contemporánea Zahir Ensemble. Director: Voro García Fernández. Programa: Obras de José Luis Torá, Elena Mendoza, Voro García y Aureliano Cattaneo. Lugar: Sala Joaquín Turina del Centro Cultural Cajasol. Fecha: Lunes 19 de diciembre. Aforo: Unas 30 personas.

Agotado a finales del pasado siglo el poder opresivo y dogmático de las vanguardias vinculadas al serialismo integral de la segunda posguerra, la llamada "música contemporánea" se ha convertido en Europa en un terreno casi imposible de categorizar y clasificar. No ya sólo cada compositor, sino casi cada obra pretende ser diferente a todo lo anterior, con lo que ello tiene a la vez de fascinante -por la intriga permanente de lo novedoso- y de desconcertante -porque se somete al oyente a un esfuerzo brutal en la búsqueda de referencias o puntos de anclaje a la hora de la escucha.

Por supuesto, hay tendencias más o menos reconocibles en lo moderno y también compositores de extraordinaria personalidad dentro de cada una de ellas, maestros cuyas marcas son reconocibles por doquier. La propuesta del estupendo conjunto valenciano Espai Sonor se dirigió a un sector de la producción contemporánea marcada por lo especulativo, un terreno en el que las referencias a un Lachenmann o un Sciarrino son casi constantes.

Muy interesante me pareció la obra de larguísimo e indescifrable título de José Luis Torá, dos percusionistas operando sobre un timbal en la búsqueda de efectos más vinculados al timbre o la textura que al ritmo. De las dos obras propuestas de Elena Mendoza, Geografías soñadas es un trío escrito en este mismo 2011 por encargo del conjunto que lo interpretaba. Compuesto para clarinete, saxofón y trombón en secciones muy breves, resulta una música ensimismada y dura. Más flexibilidad hay en el tratamiento de la materia sonora en Contrastes, en el que el trombón es exigido en un papel extremo de solista.

Nada queda al despertar de Voro García es también un trío que va de lo crispado a la descomposición de las líneas en unas imágenes casi oníricas, que se hacen expresionistas en Sombra del recuerdo. Canto de Aureliano Cattaneo cede en algún momento al calor de la melodía y el lirismo, cita mahleriana incluida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios