Dorantes llega a los Jueves Flamencos de Cajasol con su piano "sin ataduras"

  • El artista lebrijano repasará su carrera en el recital que ofrece esta noche en la sala Joaquín Turina

David Peña Dorantes (Lebrija, 1969) llega hoy al ciclo Jueves Flamencos de Cajasol con el espectáculo Un flamenco al piano, en el que pretende reflejar sus "inquietudes" con una expresión "pura" que acometerá "sin ataduras". Dorantes, que ayer mantuvo el tradicional encuentro con los medios previo a los conciertos que programa Manuel Herrera, avanzó que su programa será "bastante abierto", dará "lo máximo posible" y repasará su trayectoria, rescatando, por ejemplo, temas de su trabajo Sin muros u otros improvisados.

Dorantes, artista atípico dentro del mundo del flamenco en cuanto que la elección del piano supone la apuesta por un instrumento tradicionalmente ajeno a este universo, señaló que, a su entender, y habiendo vivido buenos momentos "que no sé si me merezco", aún no le ha llegado la "época dorada", pues reconoce estar "constantemente estudiando". Aunque rechazó la idea de "aburrirse" del flamenco, un tipo de música que "es mi vida", el compositor de Orobroy expuso que le gusta salirse de los cánones del género mediante la investigación constante de otros autores, entre los que citó a Ligeti y Bela Bartok, o al estadounidense Elliot Carter. Y es que, concluyó, en su música influye "un poco de todo" y por supuesto el entorno familiar en el que el arte jondo "no se pierde" ya que está emparentado con las sagas de los Perrate y los Peña y es sobrino de Juan Peña El Lebrijano, al que definió como "un Mozart del flamenco".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios