Episodios sevillanos del siglo XX

Enclave del Arquillo, hasta 1915

  • ENTREGAS PUBLICADAS 21 y 28 de octubre; 4, 11, 18 y 25 de noviembre; 2, 9, 16, 23 y 30 de diciembre de 2007. 6 enero de 2008.Hasta 1907-1912 no se liberó el primer tramo de la avenida de los edificios que prolongaban la calle Fernández y González hasta muy cerca del Arquillo y estrechaban el trayecto siguiente. También se ensanchó la calle Génova

HASTA 1907-1912-1915 no se liberaron la zona inicial y el primer tramo de la avenida de los edificios que prolongaban la calle Fernández y González hasta muy cerca del Arquillo y estrechaban el trayecto siguiente. También durante este período se ensancharon la acera de los pares de la antigua calle Génova (siglo XIII), entonces rotulada de Cánovas del Castillo (1897) y se alineó el trazado hasta la calle García de Vinuesa (1874), desapareciendo la angostura del enlace con la calle Gran Capitán (1877), en el cruce con la calle Alemanes (1869). Luego, ya en los años veinte y gracias a la Dictadura (1923-1930) de Miguel Primo de Rivera, se realizaron las dos obras de ensanches más trascendentes, creando la plaza de la Puerta de Jerez y eliminando las manzanas de edificios que cerraban el paso hasta la catedral. Todo este tramo es nuevo y se realiza entre los años 1925-1929, entrando entonces la ciudad en el siglo XX.

Luego, hubo que esperar hasta los años 50-60 del pasado siglo XX para registrar cambios de importancia en la avenida. En efecto, durante las décadas cincuenta y sesenta se destruyeron edificios antiguos, unos de escaso valor y otros con vitola regionalista firmados por prestigiosos arquitectos. En la acera izquierda, el derribo fue ocupado por la sede del Banco Central (1952, obra de Vicente Traver), y en la acera derecha, el Banco Urquijo construyó un polémico edificio en un sector con predominio de arquitectura regionalista, que fue derribada sin que se alzara una sola voz en contra.

Los ensanches de 1907-1912-1915, cambiaron el primer tramo de las calles Génova y Fernández y González, y después los derribos de 1927-1928 en la plaza de Santo Tomás y sus aledaños, abrieron el camino hacia la actual Puerta de Jerez.

Como consecuencia del primer ensanche de la avenida, aprobado en 1906, la zona del Arquillo registró un cambio espectacular. Los tres planos que insertamos en estas páginas, muestran el ayer de una zona emblemática del centro de la ciudad, la que forman las confluencias de las plazas de San Francisco y de San Fernando, con la actual avenida de la Constitución y las calles Fernández y González y Joaquín Guichot. Pueden contrastar estos planos de planta con el plano topográfico de Olavide (Diario de Sevilla, 28 de octubre de 2007), para comprobar que la morfología urbana del sector que llegó hasta bien entrado el siglo XX (1912), era idéntica a la existente en el siglo XVIII (Plano de 1771). En la citada cartografía se puede comprobar la existencia de una manzana de casas y una pequeña calle, rotulada de Doña Guiomar desde 1879. (En 1911, al desaparecer esta calle, fue dedicada a Doña Guiomar de Manuel, virtuosa dama del siglo XIV descendiente de San Fernando, la antigua calle del Palenque, entre la calle Zaragoza y la plaza de Molviedro).

En la esquina antigua hubo varias tabernas en el curso de los años y un anticuario. Ahora puede verse el edificio de La Unión y el Fénix (1938-1940), construido en el solar resultante del ensanche de la calle Joaquín Guichot, entre 1915-1926. La fotografía antigua del Arquillo, captada por Charles Alberti López Loty (Museo de Artes y Costumbres Populares) y publicada por el Patronato Nacional de Turismo en 1929, muestra otra perspectiva del espacio liberado por el ensanche de 1912. Puede apreciarse al fondo la esquina de la calle Fernández y González.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios