Crítica música

Enigma desvelado: es mucho mejor Puccini

Comentarios 3

Turandot. Texto y música de Ferruccio Busoni. Ópera en versión de concierto. Solistas: Stephanie Friede (Turandot), Robert Künzli (Kalaf), Jacek Janiszewski (Altoum), Ildiko Komlosi (Adelma), Rainer Zaun (Barak), Aurora Amores (Reina Madre), Stephan Rügamer (Truffaldino), Fernando Latorre (Pantalone) y Wolfgang Newerla (Tartaglia). Coro de la Asociación de Amigos del Teatro de la Maestranza. Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Director del Coro: Julio Gergely. Dirección musical: Pedro Halffter. Fecha: Sábado, 6 de febrero. Lugar: Teatro de la Maestranza. Aforo: Tres cuartos.

Adanismo: hábito de comenzar una actividad cualquiera como si nadie la hubiera ejercitado anteriormente. Así lo define la Real Academia Española y así gusta de ponerlo en práctica de vez en cuando nuestro Teatro de la Maestranza de un tiempo a esta parte. No está mal, sino todo lo contrario, el renovar el repertorio y buscar nuevos títulos líricos que obliguen a los aficionados a salir de lo trillado. Y así ha ocurrido en varias ocasiones en los últimos años, aunque a veces el balance pueda ser discutible y quepa pensar si no se busca en exceso desde la dirección artística maestrante el colgar el cartel de Primera vez en España más por el resultado mediático que por los valores intrínsecos de la música rescatada.

Lo que en principio parecía ser una buena idea, la de complementar la Turandot pucciniana con la menos conocida de Busoni, dejó al final un irregular sabor de boca. Porque hay que reconocer que la música de Busoni es bastante irregular, con aires de pastiche en varios momentos, con una escritura más interesante en el foso que en las voces y en la que escenas clave como la de los enigmas quedan ayunas de carga dramática.

Pedro Halffter defendió con ganas y energía la partitura que tenía entre manos. Como suele ser habitual en él, estuvo más atento a empastar la orquesta y a conseguir un sonido bien definido y bello que a acentuar las aristas tímbricas o los momentos más dramáticos. En este sentido, consiguió que la Sinfónica sonase como en sus mejores momentos, si bien pasajes como la introducción de segundo cuadro o la escena de los enigmas quedaron un tanto planos y lentos.

El elenco vocal fue algo gris y sólo sobresalieron las voces bien equilibradas de Komlosi y de Latorre, de sugerente belleza tímbrica en el caso de la húngara. La voz de Friede sólo corría bien en forte, pero a base de continuos portamentos y de violar las normas de la afinación. Monócromo también pero más entonado Künzli, de perfiles heroicos y escasa capacidad de matización. Hueco, plano y vociferante Janiszewski y correctos los demás. El coro pasó apuros en los pasajes agudos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios