Enrique Morente cerrará el sábado la primera edición de Riberas del Guadaíra

Andalucía se convierte durante el verano en una compleja maraña de festivales de música, teatro y artes escénicas, que llenan de actividad cada ciudad y pueblo. Pero sin duda este año hay que destacar el estreno del I Festival Internacional de Artes Escénicas Riberas del Guadaíra, que viene con la submarca Vaivenes Flamencos .

El castillo almohade de Alcalá está acogiendo desde el pasado 5 de julio y hasta el día 12 este festival que pretende mostrar las tendencias más vanguardistas del flamenco. Se concibe como alternativa al Festival Joaquín el de La Paula, que se clausuró hace dos semanas en la misma localidad, y que centra su programación en un flamenco más tradicional y de carácter purista.

El Festival de las Riberas del Guadaíra se declara, en palabras de su director artístico, Juan Vergillos, "una muestra de que el flamenco es un arte de vanguardia, que interactúa con otras artes como el jazz, el circo o el teatro". Por ello precisamente, cada día del festival es una sorpresa.

Los organizadores han confirmado el lleno absoluto en los espectáculos que ya se han celebrado, llegando hasta el límite de que en la actuación del bailarín alcalareño Javier Barón (Premio Giraldillo de Baile 1988) el pasado sábado, la excesiva afluencia de público hizo que se vendieran más entradas de las que el aforo permite, conformándose muchos de los visitantes con asistir al acto de pie, con tal de ver bailar al artista local.

En cuanto a la programación, el evento cuenta con laureados profesionales del mundo del flamenco. La Compañía de Belén Maya ofreció el pasado domingo la propuesta más vanguardista del festival con La voz de su amo, un montaje conceptual con música electrónica en el que se fusiona el cante, la danza contemporánea y el teatro. Para el lunes, la organización se reservó una apuesta segura con el reputado Trío Benavent-Digeraldo-Pardo, inventores del flamenco-jazz. El día de los niños fue el martes, con la sorprendente propuesta de flamenco y circo de Varuma Teatro, que combina estas dos artes tan maltratadas por los años y que ahora se reencuentran.

La noche de ayer, sin embargo, fueron los ritmos cubanos de Son de la Frontera los que llenaron la fortaleza, y hoy tomarán el relevo las guitarras del Dúo Gerardo Núñez, con el único concierto instrumental del encuentro, bajo el lema Andando el tiempo.

En la recta final del festival, podrán verse dos actuaciones que pondrán el broche de oro a esta semana. El viernes el arte vendrá de la mano de la Compañía de Rocío Molina y su compañera Laura Rozalén, cada una con su forma de entender el baile flamenco. Con el montaje Turquesa como el limón, pretenden ofertar al público una belleza distinta a la que estipula la sociedad, a través del baile de las mejores figuras del flamenco joven.

Y, culminando esta primera edición del Riberas del Guadaíra, la presencia del cantaor Enrique Morente acompañado de Lagartija Nick. Con su legendario espectáculo Omega, para el que ya no queda una sola entrada, el flamenco rock tomará la noche del sábado el castillo en una de las cuatro actuaciones que se harán del mítico montaje en nuestro país, cuya representación no se lleva a cabo desde 1996.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios