La Fundación Botín expone desde mañana 'los fantasmas de Basquiat'

  • La exposición incluye un conjunto de obras centradas en la visión fragmentada del cuerpo humano algunas cedidas para la ocasión por colecciones de Barcelona, Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Suiza y Estados Unidos

La Fundación Marcelino Botín expone a partir de mañana en su sede de Santander una colección de 40 obras de uno los iconos del arte pop, el neoyorquino Jean Michel Basquiat (1960-1988), reunidas bajo el título de Ahuyentando los fantasmas.

Las obras que conforman esta exposición, algunas de ellas realizadas en colaboración con Andy Warhol y Francesco Clemente, Basquiat pintó a lo largo de su carrera temas que afirmaban el carácter precario de la experiencia urbana: cuerpos esqueléticos, figuras negras y una imaginería enraizada en el paisaje de su juventud (coche, aviones, rascacielos, policías, juegos infantiles, dibujos animados, cómic y graffiti).

Las obras que expondrá la Fundación Marcelino Botín, resalta el comisario de la exposición, Olivier Berggruen, muestran la "visión de la personalidad humana como algo fracturado y fragmentado" que tenía el artista neoyorquino, como consecuencia de un accidente que sufrió con siete años y de su estudio del manual "Anatomía de Gray".

Jean Michel Basquiat creció en un entorno familiar desgarrado, abandonó pronto la escuela y en 1977, con 17 años, se introdujo en el mundo del graffiti, pintando en los vagones del metro y en varias zonas del barrio del Soho. Su primera exposición tuvo lugar en 1980, en un almacén abandonado de Nueva York. Sus obras fueron pronto valoradas por los coleccionistas, pero su reconocimiento fue aún mayor cuando trabajó con Andy Warhol, entre 1983 y 1984.

En 1988, el niño salvaje que firmaba sus obras con las siglas SAMO, murió a los 27 años de una sobredosis de heroína.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios