Grosso seguirá en el Festival de Cine, que no cambiará su modelo de gestión

  • El director del certamen condicionó su continuidad a un "cambio de estructura" que Maribel Montaño descarta tajantemente · El Ayuntamiento admite que la organización del evento debe "mejorar"

La delegada municipal de Cultura, Maribel Montaño, asegura que mantendrá el modelo actual de gestión del Festival de Cine Europeo de Sevilla durante dos años más, a pesar de la advertencia del director del certamen, Manuel Grosso, que pidió en la ceremonia de clausura de la última edición más autonomía para el evento. Grosso avisaba entonces de que, de seguir todo igual, dejaría el cargo, algo que finalmente no va a suceder.

Montaño dice ahora que una de las propuestas de Grosso (crear una fundación o una entidad jurídica diferente para organizar el festival) "tiene el camino abiertos", pero aclara que "ni para 2008 ni para 2009 será posible llevar eso a cabo".

Así, durante las dos próximas ediciones del certamen el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) seguirá encargándose de su celebración en colaboración con la Andalucía Film Commission "para las cuestiones relacionadas con la gestión".

Para la delegada, las declaraciones de Grosso al finalizar la edición del pasado mes de noviembre no representan "una amenaza, sino una reflexión", porque "las actividades culturales tienen una vida, y el festival de cine es muy joven, aunque ya ha conseguido consolidarse", dice la responsable municipal de Cultura. En este sentido, avanza -sin concretar nada- que el Ayuntamiento pretende "mejorar la gestión del festival y su proyección internacional", para lo que se buscarán "nuevas fuentes de financiación europeas".

Respecto al director, aseveró que Manuel Grosso "es la persona ideal" y garantizó que él "está dispuesto a continuar, porque está enamorado del certamen". En las citadas declaraciones, Grosso habló meridianamente claro de un "cambio de estructura" y vinculó su continuidad al frente del evento -su contrato concluye el próximo abril- no tanto a la promesa de un mayor presupuesto como a la capacidad de gestionar el festival de manera mucho más directa. Voces críticas han reprochado a la organización del certamen sus hipotecas con las instituciones y la excesiva dependencia de las subvenciones de éstas.

El director de este evento, que asegura que "casi" ha "parido" el festival, afirmó entonces que el certamen es una "pequeña joya" que "podría salir infinitamente mejor". Su propuesta de darle personalidad jurídica, explicó, se base en otros festivales, como el de iberoamericano de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios