El Marlbourogh Sound visita África

Precedido de varios epés que han terminado por señalar a la banda como the next big thing en la siempre dinámica escena neoyorquina, Vampire Week-end debuta en largo con álbum de título homónimo en el que los ecos de Belle & Sebastian se mezclan con las constantes referencias africanistas. En A-Punk, por ejemplo, el rasgueado de la guitarra remite a Soweto y el ritmo y la línea vocal están próximos al ska, pero cuando menos lo esperas el estribillo rompe la tónica e introce flautas cercanas al Marl-bourogh Sound de The Ladybug Transistor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios