Nacimiento de los que volvieron a nacer

  • Trasplantado y coordinador del Belén de la SolidaridadRafael Álvarez vive gracias a un trasplante de hígado. Ahora, quiere ayudar a otras personas con iniciativas como este belén que llama la atención sobre la situación de estas personas

¿Qué mejor que un nacimiento para representar a los que han vuelto a nacer? Eso fue lo que pensaron los trasplantados sevillanos, entre ellos Rafael Álvarez, a la hora de crear el Belén de la Solidaridad. El 4 de abril de 2001, este natural de Tocina, trabajador en una empresa de montajes eléctricos de Abengoa durante 34 años, pasó de ser "un enfermo con fecha de caducidad" a llevar una nueva vida. No sólo por la calidad de la misma, sino, dice, "porque ves las cosas de forma diferente y quieres ayudar a otras personas, porque sabes lo mal que se pasa hasta que llega el órgano". También, añade, por la deuda contraída con esos donantes "a los que, aunque no sepamos quienes son, estaremos siempre profundamente agradecidos". Una colección de figuras de Carlos Monje Campano, el asesoramiento de Juan Garrido Mesa, restaurador de la Iglesia del Salvador y el empuje del coordinador de trasplantes, José Pérez Bernal, iniciaron este Belén de la Solidaridad, coordinado ahora por Rafael, que es "atípico" porque siempre representa una zona de Sevilla, en este caso la Puerta Real y la Capilla de los Humeros en el siglo XIX, y porque siempre hay trasplantados dispuestos a informar a quien le interese. Claro que finaliza ya el día 5, en el Convento de Santa Rosalía (C/Cardenal Spinola), en horario de 11.00 a 14.00 y 17.00 a 20.30 (sábado, sólo por la mañana).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios