La Plaza Nueva acogerá en Navidad una exposición de esculturas de Rodin

  • Siete obras del artista francés se podrán ver entre el 20 de noviembre y el 7 de enero

Comentarios 3

La Plaza Nueva acogerá esta Navidad una exposición del francés Auguste Rodin, uno de los escultores más trascendentes de la historia del arte y autor de la celebérrima El pensador, que se podrá ver en Sevilla entre el 20 de noviembre y el 7 de enero del año próximo. Esta creación, la más popular de su producción, fue concebida en principio para formar parte del grupo escultórico de La Puerta del Infierno, pero que acabó cobrando vida propia. Junto a esta obra, la exposición, organizada por la Obra Social de La Caixa (dentro de su programa Arte en la calle) en colaboración con el Ayuntamiento, presentará otras seis obras, sendos estudios de los seis prohombres que conforman el Monumento a los burgueses de Calais.

Autor crucial para la modernidad escultórica, Rodin (París, 1840 - Meudon, 1917) "no sólo revolucionó este arte, que había quedado relegado a tediosa disciplina y reducido a mero monumento conmemorativo", explican desde la Fundación La Caixa, sino que también demostró su naturaleza pionera al apostar por la exhibición de sus obras al aire libre. Según la entidad financiera, el objetivo de Arte en la calle es "sacar el arte de las salas de exposiciones, devolverlo al espacio público y provocar un diálogo con la arquitectura". "Nunca mejor dicho en el caso de Rodin", agregan los organizadores de la muestra, que está comisariada por Hélène Marraud, del Musée Rodin de París, y que se ha visto anteriormente en Málaga, Palma de Mallorca, Valladolid y Granada.

Ésta será la tercera colaboración de este tipo entre La Caixa y el Ayuntamiento. En 2006, y también en la Plaza Nueva, se instalaron 22 enormes esculturas monumentales del artista polaco Igor Mitoraj (1944); el año pasado, en la Alameda de Hércules, se vieron durante varios meses 17 obras de Manolo Valdés (Valencia, 1942), fundador del Equipo Crónica, que trajo a la ciudad un conjunto de esculturas de gran tamaño, fruto de la reinterpretación del artista de algunos motivos de la historia del arte, como las Meninas de Velázquez, la Odalisca de Ingres o la Dama de Elche. Esta serie de esculturas (algunas de las cuales, por cierto, sufrieron alguna agresión) se colocaron en el entramado viario "para sorprender a los viandantes con su majestuosidad", dijo entonces el Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios