Rivera, a hombros y El Cordobés y El Fandi, una oreja cada uno

El matador de toros Francisco Rivera Ordóñez salió a hombros en el octavo festejo de la Feria de Córdoba, última corrida lidiada a pie, en un espectáculo que tuvo un buen balance gracias al gran encierro de Buenavista, que en conjunto dio muy buen juego; siendo ovacionados en el arrastre cuatro toros.

Rivera Ordóñez toreó a su primero, en muchos pasajes, para la galería. Con el codicioso quinto, un gran toro, se lució en el capote y prendió banderillas con acierto. Realizó una faena interesante por ambos pitones y mató de un buen volapié, del que el toro rodó sin puntilla.

Manuel Díaz El Cordobés aprovechó un buen toro toreando a la verónica y ajustando un toreo por ambos pitones al que abrió plaza, en el que cumplió en una faena en la que se alejó de su habitual heterodoxia. Ante su segundo, un animal deslucido, que resultó parado en la muleta, El Cordobés derrochó voluntad sin poder sacarle faena. Macheteo y muletazos sueltos adornándose el final de la faena.

David Fandila El Fandi volvió loco al público en el tercio de banderillas; especialmente en su segundo toro. Ante su primer oponente realizó una faena interesante. En el otro, también cuajó pases de mucho mérito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios