Cine

San Sebastián dedicará un ciclo al último cine documental

  • La 58 edición del festival donostiarra dedicará una amplia retrospectiva al cine documental

La 58 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián dedicará una de sus retrospectivas al cine documental, en la que se exhibirán una serie de obras de no ficción que han reinventado el género y lo han llevado más allá del formato de reportaje.

La organización del certamen ha presentado hoy su cartel oficial y los de las secciones paralelas y ha avanzado alguno de los contenidos de la edición de este año, que se desarrollará entre los días 17 y 25 de septiembre. Además de recordar el ciclo dedicado a Don Siegel, que ya había sido anunciado, el Zinemaldia ha detallado el contenido de la segunda retrospectiva de este año, titulada .doc. Nuevos caminos de la no ficción, que mostrará algunas de las películas documentales más representativas de los últimos 10 años.

Obras como En construcción (José Luis Guerín, 2001), Más allá del espejo (Joaquim Jordá, 2006), My Winnipeg (Guy Maddin, 2007), The five obstructions (Lars Von Trier y Jorgen Leth, 2003), son algunos de los títulos que se podrán descubrir en este ciclo. También se incluirán otras propuestas de cine-ensayo o lenguaje experimental como Le souvenir d'un avenir (Chris Marker y Yannick Bellon, 2003), Los rubios (Albertina Carri, 2003) o Mysterious Object at Noon (Apichatpong Weerasethakul, 2000), entre otras.

La retrospectiva incluirá también falsos documentales, que emplean el lenguaje de la no ficción para contar historias inventadas, como The Wild Blue Yonder, de Werner Herzog (2005), además de trabajos que miran a la historia, como Lucio (José María Goenaga y Aitor Arregi, 2007), y de documentales musicales como The Filth and the Fury (Julien Temple, 2000) o The Devil and Daniel Johnston (Jeff Feuerzeig, 2005).

El director del Festival de Cine de San Sebastián, Mikel Olaciregui, ha explicado que, al igual que en 2009, esta retrospectiva temática aglutina en ella el habitual ciclo dedicado al cine contemporáneo, ya que todas las películas que se exhibirán han sido rodadas en los 10 últimos años. Olaciregui, que no ha avanzado ningún dato sobre la Sección Oficial, en la que competirán 16 filmes, ha señalado que en los próximos tres meses el Zinemaldia se lanzará a la "carrera" de seleccionar los títulos a concurso, que se elegirán con la intención de "ofrecer el mejor panorama" del cine actual.

Por segundo año consecutivo, el Festival ha adoptado medidas para reducir sus costes, como acortar su duración en una jornada, por lo que su director ha admitido que con más dinero se podría organizar el certamen "con más comodidad", aunque se ha mostrado convencido de que los recortes no serán percibidos por el público, los medios de comunicación y, "sobre todo", la industria.

El Festival ha presentado su cartel oficial, elaborado por cuarto año por Oscar Mariné, que en esta ocasión se ha decantado por un diseño austero que muestra una fotografía en blanco y negro de una modelo cuya mirada, según Olaciregui, contiene algunos de los ingredientes que el Zinemaldia pretende ofrecer. "Tiene una imagen que recuerda al cine antiguo, pero también es una mirada joven, provocadora y curiosa", ha explicado el director del Zinemaldia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios