Cómics

Spiderman y más Spiderman

  • Panini garantiza en 'La saga del clon' horas de diversión con las últimas muestras de un Hombre Araña que podríamos considerar clásico.

EL ASOMBROSO SPIDERMAN: LA SAGA DEL CLON.Gerry Conway, Ross Andru y otros. Panini. 624 páginas. 39,95 euros.

Soy de los que opinan que el mejor Spiderman lo firmaron Stan Lee y Steve Ditko a comienzos de la década de los 60, pero entiendo que la saga del personaje fue ganando densidad y carga emocional en los años sucesivos, gracias al trabajo de creadores como John Romita, Gil Kane o Gerry Conway. Con ellos, las aventuras de Spiderman ganaron nervio, espectacularidad y una excelencia artística que atrajo las miradas de los lectores de medio mundo. En poco tiempo, el Hombre Araña pasó de ser uno más de los superhéroes con que Marvel volvió a la arena en la llamada Edad de Plata del cómic book a convertirse en el icono por excelencia de la compañía.

En esa línea ascendente, seguramente la muerte de Gwen Stacy sea el clímax, el punto de retorno a partir del cual ya nada volvió a ser lo mismo, aunque hay etapas posteriores que siguen mereciendo el calificativo de imprescindibles. Dos de ellas las acaba de reeditar recientemente Panini, y garantizan horas de diversión para todo el que se anime a leerlas. Son quizá las últimas muestras de un Spiderman que podríamos considerar clásico. La primera de ellas la componen los episodios siguientes al fallecimiento de la novia del héroe, y están firmadas por el joven Conway (artífice literario de la ominosa tragedia) y un veterano Ross Andru en el punto álgido de su carrera. Bajo el título de La saga del clon, un grueso volumen de la colección Marvel Gold recopila dicha etapa, esto es, los números 124 a 150 de The Amazing Spider-Man, publicados originalmente entre 1973 y 1975. Hay numerosos hitos argumentales en este puñado de episodios, pero claro está que los principales son el debut de The Punisher y la inquietante primera saga del clon (no confundir con el invento aquel de la década de los 90 que casi arruina creativamente la franquicia). Las páginas aquí reunidas son frenéticas y sofisticadas, y releyéndolas uno comprende el por qué de la supremacía comercial del personaje previa a la explosión de los mutantes.

La otra es la aclamada etapa de Roger Stern y John Romita Jr., también en la cabecera principal del superhéroe, The Amazing Spider-Man. Stern aterrizó allí después de que la serie atravesara un periodo inestable, y supo enderezar el rumbo con una excelente mezcla de tradición y modernidad. Su Spiderman no se lee como una versión posmoderna o un homenaje a tiempos pretéritos, sino como una auténtica continuación del espíritu inicial; dicho de otro modo, su Spiderman tiene el alma del personaje de Lee, Ditko y Romita. El guionista tuvo además la fortuna de contar con un sobresaliente Romita Jr., que comenzó a forjar aquí su larguísima y muy fructífera relación con el Hombre Araña. El número 69 de la colección Marvel Héroes recupera esta etapa al completo (números 224 a 251 de Amazing, más los Annuals 16 y 17, todos editados entre 1982 y 1984), solventando los problemas de papel e impresión que había padecido la anterior reedición de este mismo material y añadiendo un estupenda galería de ilustraciones que allí faltaba.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios