La Universidad ensaya con los preuniversitarios

  • La Facultad de Química realiza una campaña que acercará a más de 4.000 estudiantes de ESO y Bachillerato a la ciencia

La divulgación de la ciencia y, particularmente, la química es el motivo de la celebración de las jornadas Introducción al Laboratorio de Química que hoy finalizan su primera etapa en el campus de Reina Mercedes. En esta ocasión, para satisfacer la ingente demanda de asistencia a causa de la conmemoración del año de la ciencia, se han ampliado las jornadas añadiendo algunos días al calendario de este evento que reanudará su segunda fase en enero, como ha sido habitual en ediciones anteriores.

Durante esta actividad, en la que participan más de 40 miembros del personal de la facultad entre profesores, becarios de investigación y técnicos de laboratorio, se dará a conocer a alrededor de 4.000 estudiantes de ESO y bachillerato, de unos cien institutos de Sevilla y su provincia, qué es la química haciendo especial hincapié en la intervención de esta disciplina en la vida cotidiana. Así, se les explica que el consumo de agua y alimentos o la ingesta de medicamentos llevan aparejados, indiscutiblemente, el empleo de la química para su depuración, análisis o elaboración.

Los jóvenes visitantes del laboratorio comienzan la jornada, que se desarrolla a lo largo de una mañana, con una breve charla en el aula magna, en la que reciben consejos medioambientales y de seguridad que deben tener en cuenta. Después, ya con las batas puestas, realizan experiencias de reactividad química con metales pesados, manipulando material sencillo y siguiendo las pautas que les marcan los profesionales que, de un modo dinámico, fomentan su participación.

Tras un descanso, asisten a la que, por su espectacularidad, es generalmente "la parte favorita" de los alumnos, explica Fernando De Pablos, profesor titular de la Facultad de Química. Se trata de una serie de demostraciones que, por emplear elementos más "delicados", son realizadas por los profesionales. Entre ellas está el Rincón del frío, en el que se describe el mecanismo de conservación de tejidos y embriones a través del uso de nitrógeno líquido, o la demostración de cómo al mezclar agua y sodio, por la producción de hidrógeno, se genera una pequeña llama.

De Pablos afirma que las posibilidades profesionales que ofrece esta licenciatura encabezan la lista de dudas de los estudiantes y, a juzgar por el aumento en el número de matrículas que se registró tras la primera vez que se celebraron estas jornadas, las opciones deben convencerles.

Rocío e Irene, dos alumnas de primero de bachillerato del I. E. S. Jacaranda de Brenes, coinciden en que ésta es una iniciativa muy "positiva" porque es un modo de saber que la química es práctica "no sólo teoría", como se enseña en los institutos. Esta iniciativa es aplaudida por los profesores de estos centros puesto que, según De Pablos, muchos institutos carecen de instalaciones donde practicar la ciencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios