Wert resalta la rebeldía de Caballero Bonald

  • El ministro de Cultura destaca su actitud "crítica y responsable de quien busca la libertad para la vida y la escritura".

Comentarios 1

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha resaltado hoy el compromiso y la rebeldía de José Manuel Caballero Bonald, Premio Cervantes 2012, y su actitud "crítica y responsable de quien busca la libertad para la vida y la escritura" con la palabra como "única arma". Así lo ha señalado Wert en un discurso pronunciado durante la entrega del más importante galardón de literatura en lengua castellana al poeta, narrador y memorialista jerezano, un acto que se ha celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid) presidido por los Príncipes de Asturias. Con la concesión de este premio, ha indicado el ministro, se reconoce la grandeza de la literatura de Caballero Bonald, "que se ha nutrido de su rebeldía, de su valor cívico y del amor por la tradición del idioma".

Caballero Bonald añade su nombre al de los grandes de las letras hispánicas por una obra "valiente, duradera y personal", por una poesía "que redime, salva y libera", en la que están presentes las tradiciones culta y popular de "toda la geografía del español", junto con la del modernismo transoceánico, la de la novela latinoamericana o la del cante jondo, ha señalado wert. Un crisol presente, ha indicado, en la obra de "este andaluz de Jerez, de raíces familiares cubanas y francesas", que constituye uno de los pilares en que se asienta el puente que enlaza a España con Iberoamérica.

Según el ministro, el Premio Cervantes reconoce hoy también la obra de uno de los artífices de la gran renovación poética que llevó a cabo la generación de los años cincuenta, una "pléyade de creadores excepcionales" que, al elegir a Antonio Machado como ancestro simbólico, realizó una "declaración de principios". "En la España del franquismo, los poetas jóvenes optaban por una poética del compromiso y por la restauración de una continuidad -negada desde la cultura oficial del régimen- con la otra España, la del exilio y la derrota. No solo era una opción poética, sino hondamente moral", ha recordado el ministro. Caballero Bonald "ejemplifica la rebeldía, la desobediencia, la actitud crítica y responsable de quien busca libertad para la vida y para la escritura", en opinión de Wert.

El ministro ha citado unas palabras del propio galardonado, para quien "la gran literatura está hecha por grandes desobedientes y Cervantes fue uno de ellos, pues defendió todas las causas perdidas con su actitud de defensa del perseguido y de piedad frente al triste". Y así, ha señalado Wert, Caballero Bonald "ha usado la palabra, su única arma, para sublevarse contra los atropellos del presente, sin abandonar por ello la exigencia formal y la elevación del estilo". Además de su pasión por el mar, el titular de Cultura ha recordado cómo la noche fue el ámbito de su juventud, donde también encontró el flamenco, que fue "alimento para su propio arte" y al que dedicó el libro Luces y sombras del flamenco.

La obra del premiado, ha destacado Wert, es uno de los lugares donde la lección de Cervantes "cobra nueva vida y se actualiza. Sensible a la imaginación cervantina y familiarizado con sus giros y recodos, Caballero Bonald comparte con Luis Cernuda la convicción de que "alguien que escribió el Quijote es un buen poeta". Según el ministro, la literatura de este jerezano se ha vuelto cada vez más autobiográfica. También ha considerado que es en uno de sus últimos poemarios, Manual de infractores, donde "su voluntad de disidencia y protesta contra las aberraciones de nuestra sociedad se expresa de forma más radical y directa".

No obstante, su impulso crítico "no está reñido con la esperanza" sino que, por el contrario, el lector advierte en su obra que "aun situándose en brumosas latitudes donde no existe norma ni concierto, aun sublevándose contra la miseria de la realidad, aun aceptando la duda y el escepticismo como únicas certezas", Caballero Bonald conserva su capacidad "de maravillarse ante cada milagro de la vida cotidiana".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios