Las actividades paralelas de la Bienal se centran en los jóvenes intérpretes

  • Los ganadores del concurso andaluz de nuevos valores y cuatro bailaoras protagonizan espectáculos en la Alameda y en varias salas de la ciudad · Seminarios y exposiciones completan la programación

La promoción de los jóvenes talentos, a través de varios espectáculos, y la investigación académica mediante varios cursos y seminarios serán los dos ejes principales sobre los que girarán las actividades paralelas de la próxima Bienal de Flamenco.

El respaldo a los nuevos intérpretes centra la propuesta Más jóvenes más flamenco, que calentará motores del 3 al 6 de septiembre, unos días antes del comienzo de la Bienal. La cita, programada al aire libre en la Alameda de Hércules, contará en el cartel con los ganadores de la Muestra Andaluza de Jóvenes Artistas, entre ellos la cantaora Cintia Merino, el bailaor Hugo Sánchez Rodríguez -galardonados en la convocatoria de 2007-, el guitarrista Diego Reyes Fernández, el cantaor Joaquín Gómez Contreras y el bailaor Miguel Ángel Ramos Cacao, triunfadores del concurso en la edición de este año. Asimismo, cuatro jóvenes bailaoras, Valeria Saura, María Távora, Ariko y Melisa Calero, visitarán con el montaje Compás 4x4 diferentes escenarios de la ciudad como El Cachorro o la Sala Cero.

Por otro lado, las tres universidades de Sevilla -la Hispalense, la Pablo de Olavide y la UNIA- propician, a través de una serie de seminarios, "un espacio para la reflexión y la investigación" con el objetivo de integrar el flamenco en el mundo académico. Celebrada ya la iniciativa sobre la guitarra flamenca que ofreció la Olavide, quedan en el horizonte la tercera entrega de Los flamencos hablan de sí mismos, promovida por la UNIA, y el curso El flamenco es música, de la Universidad de Sevilla. Otras actividades que se desarrollarán en este campo serán un seminario sobre flamenco y economía dirigido por Juan Ruesga y un análisis del flamenco desde la crítica musical.

Además, la Bienal acogerá exposiciones como la de Mil besos, muestra del autor del cartel de este año, Ruvén Afanador, que podrá verse en la Avenida de la Constitución; Los románticos y el flamenco, que albergará el Ayuntamiento, y una monográfica sobre la obra de Baldomero Ressendi que estará ubicada en el Alcázar.

El director de la Bienal, Domingo González, aseguró ayer que espera que "en cuatro ediciones pase lo que ocurre con otros festivales como el de Edimburgo, que el off tenga tanta importancia como la programación oficial". González contó que ya se habían vendido más de 20.700 entradas y que el propósito de la organización era alcanzar las 40.000 localidades.

La delegada de Cultura, Maribel Montaño, explicó que las actividades paralelas surgieron del compromiso de diferentes entidades por involucrar a la sociedad en la Bienal, entre las que se encuentran, entre otras, Cajasol, Emasesa, la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco y Grupo Joly Digital. Para el director de Márketing del Grupo Joly, Ignacio G. Cosgaya, este programa supone "una oportunidad para divulgar, para ser motor de lo propio, de algo tan andaluz como el flamenco".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios