La diferencia marcada con los guisos

  • HosteleroDueño junto a un socio de la Taberna Almancebe, abierta desde hace dos años y con la comida casera como especialidad

Comentarios 0

Dueño de la Taberna Almancebe junto a su socio José María Fernández Juliá desde marzo de 2006, su establecimiento se ha convertido en un lugar muy visitado y uno de los más reconocidos de la zona, principalmente por su variedad de guisos caseros y por su carta de vinos. Además, chacinas, conservas peculiares y varias especialidades a modo de cocina casera como albóndigas con choco, sopa de tomate con gambas, carrillada y espinacas con garbanzos, por ejemplo, nutren a sus visitantes junto a otros platos para días especiales, como paella o fideuá. Lo que empezó de forma simple se ha convertido en pocos meses en un lugar muy apropiado para acudir a comer, así como a probar la distinta gama de vinos que ofrece. "Es una pena que en Sevilla no se beba mucho, cuesta trabajo que la gente se habitúe", comenta Alberto sobre el vino, del que poseen varias marcas de calidad y "no sólo las que tienen nombre". Desde los 17 años trabajando en bares de copas y desde los 23 en restaurantes, éste ha sido el primer negocio de Alberto, aunque él espera que no el último, ya que en breve tiene intención de abrir un salón para celebraciones junto a su socio, con menús que elijan los clientes, para lo que ya están buscando locales. "Ya miramos al futuro, pero aún tenemos que asentar el negocio", apunta este hostelero.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios