Crítica de Música

Un estilo ágil y apasionado

bernaldo de quirós

XXVII Festival de Primavera de Juventudes Musicales y la Real Maestranza de Caballería. Antonio Bernaldo de Quirós, piano. Programa: 'Scarbo' de 'Gaspard de la nuit' de Maurice Ravel; Sonata nº23 en fa menor Op.57 'Appassionata' de Ludwig van Beethoven; Sonata en si menor de Franz Liszt. Lugar: Salón de los Carteles de la Plaza de Toros. Fecha: Miércoles 8 de junio. Aforo: Tres cuartos.

Ganador en 2015 de uno de los certámenes más prestigiosos del calendario nacional, el Concurso de Albacete, y con un buen número de otros galardones ya en su haber, el joven Antonio Bernaldo de Quirós Yazama (Ávila, 1997) es uno de los grandes talentos emergentes del pianismo español.

Parte de su premio de Albacete era este recital sevillano, al que vino con un repertorio del que sólo puede salir triunfador un virtuoso del instrumnento, que combine agilidad gimnástica sobre el teclado con auténtica sensibilidad artística. Alumno del cubano residente en España Leonel Morales, el joven abulense parece bien dotado de ambos ingredientes, y ofreció versiones personales y convincentes de las tres obras del programa. Hay en sus maneras ciertamente algo del estilo vigoroso y apasionado del músico cubano, como se apreció ya en un Scarbo frenético hasta el delirio, aunque con algún emborronamiento.

El arranque un tanto espasmódico de la Appassionata de Beethoven sirvió para destacar una de las notas de estilo de Bernaldo de Quirós, el uso del rubato, que parece buscar el drama en cada compás, incluso en los del Andante con moto, refugio de calma y lirismo que en sus manos sonó inquieto y agitado, bien marcada la aceleración de su segunda parte hasta conectar con un final febril y arrebatado. El impulso hacia adelante, el contrastado tratamiento de las dinámicas y un apreciable sentido del color marcó también la interpretación de una Sonata de Liszt más deportiva que arquitectónica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios