"¡Por fin canto 'Don Giovanni' en casa!"

  • Tras encarnar al Don Juan de Mozart por medio mundo, el bajo-barítono uruguayo llega al Maestranza el próximo día 24

El Teatro Maestranza ultima los ensayos de Don Giovanni, nueva producción que protagonizará a partir del próximo día 24 el cantante uruguayo Erwin Schrott, para quien debutar en Sevilla, tras interpretar con éxito la famosa ópera de Mozart en los grandes teatros del mundo, supone "¡cantar por fin Don Giovanni en casa!".

Erwin Schrott afirma que preparar esta obra en Sevilla implica un acercamiento fascinante al personaje porque "imagino que camino por las mismas calles y que respiro la misma atmósfera que habría respirado él, el mismo aire que Don Juan decía que le faltaría si hubiera tenido que dejar de conquistar mujeres".

El aclamado bajo-barítono se ha dejado seducir estos días por el encanto de las calles y por la arquitectura de la capital hispalense, y cree que Don Juan "habría apreciado esa misma cultura y vitalidad si hubiera sido algo menos inmaduro; ¡por suerte yo no soy como él!", exclama.

El artista ha triunfado con el Don Juan operístico en teatros como la Scala, el Covent Garden, el Palau de les Arts Reina Sofía o el Maggio Musicale Fiorentino, y próximamente lo interpretará en el Festival de Salzburgo, Metropolitan de Nueva York y La Fenice de Venecia.

Gran experto en el papel que estos días ensaya en el Maestranza, Erwin Schrott considera que Don Juan, más que un caballero, es "un enfermo de soledad que no se conoce verdaderamente a sí mismo, y la conquista desordenada y en serie es la manera de ir en busca de su personalidad".

"Pero es un método erróneo -añade Erwin Schrott-, ya que él usa la seducción de una forma arbitraria, sin sentimientos, sin aprender nada ni de sí mismo ni de los demás; Don Juan maltrata a todo aquel que suponga un obstáculo y sus conquistas se convierten en un número más en el catálogo que compila Leporello".

A pesar de la encarnación tan lograda y elogiada del personaje, no se siente identificado para nada con él. "No me gustan los seductores en serie -dice-, ni nadie que se apodere con prepotencia de algo que no le pertenece". En este sentido, Schrott afirma que "es más importante, más profundo y más reconfortante seducir todos los días a la persona a la que se ama, conociéndola y conquistándola a diario, envejecer juntos, en vez de rodearse de una miríada de conquistas de las cuales no se sabe nada o se sabe poco".

El cantante uruguayo comparte su vida con la famosa soprano rusa Anna Netrebko, con quien ha grabado recientemente un disco en el Palau de les Arts Reina Sofía. Ambos artistas se caracterizan por hacer gala en sus interpretaciones de una presencia escénica y de un físico espectacular que destierra el tópico del cantante de ópera gordito y estático. "La ópera en vivo -según Erwin Schrott- no sólo es un arte musical sino también visual: estamos allí, en el escenario, para interpretar un papel no sólo con la voz, sino también con la actuación y con el cuerpo; lo importante e imprescindible, sobre todo, es cantar bien, pero si a eso se suma además el factor estético, el resultado no está nada mal".

La nueva producción propia del Maestranza contará con la dirección escénica de Mario Gas, escenografía de Ezio Frigerio, vestuario de Franca Squarciapino y la batuta de Antoni Ros Marbà. Schrott se siente afortunado por trabajar con "artistas de este nivel, pues son profesionales tan afianzados y con tanto prestigio que de ellos siempre aprendes", asegura.

En los ensayos dirigidos por Mario Gas trabajan por escenas, comenta el cantante, "que son analizadas al detalle, una a una, como si se tratara de una serie de experimentos teatrales que luego, al unirse, dan vida al conjunto de la obra", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios