Dos 'herrmann' para un nuevo sello discográfico

Tras la nueva grabación de la música para Con la muerte en los talones, reseñada aquí hace una semana, prosigue la recuperación sonora de Bernard Herrmann como el más grande compositor cinematográfico de todos los tiempos. Y lo hace con la aparición de un nuevo sello, Tribute Film Classics, fundado por el director de orquesta William Stromberg y el restaurador y arreglista John Morgan, ambos de larga trayectoria en el sector tras sus pulcras reconstrucciones y ediciones críticas para los sellos Naxos y Marco Polo.

Dos Herrmann muy dispares inauguran la serie, que viene ejecutada por la Moscow Symphony Orchestra, vieja conocida también de empresas anteriores: si el de Fahrenheit 451 (1966, François Truffaut) mostraba su vertiente más lírica y romántica en una memorable partitura para instrumentos de cuerda y arpa solista, el de Mysterious Island (1961, Cy Endfield), nos trae al Herrmann más iconoclasta, desaforado y atrevido en insólitas asociaciones instrumentales al servicio de la fantasía y los efectos especiales del maestro Ray Harryhausen.

Ambas partituras, incluso el material desechado en el montaje final, relucen brillantes en estas nuevas grabaciones, a las que se suma también, en el primero de los compactos, la hermosa y elegíaca música para Walking distance, episodio de la mítica serie de TV The Twilight Zone.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios