Cine

Del hombre y la ciudad

  • Errata Naturae edita un libro colectivo sobre 'The Wire', para muchos la mejor serie de la televisión norteamericana

The Wire: 10 dosis de la mejor serie de televisión. VV.AA. Errata Naturae. 238 págs. 22 euros

De un año a esta parte, el tiempo que ha transcurrido desde que terminé de ver en apenas un verano las cinco temporadas completas de The Wire (2002-2008), 70 capítulos de una hora de duración cada uno, no pasa un mes sin que me cruce con alguien que me hable de ella en términos entusiastas. Bienvenidos al club, les digo a todos, de la misma forma que el colega Paco Camero, mi pasador particular, fan irredento e insomne de la serie, me lo decía al ponerme en la pista de McNulty, Bunk, Omar Little, Lester Freamon, Kima, Pryzbylewski, Stringer Bell, Avon Barksdale, D'Angelo, Frank Sobotka, Marlo Stanfield, Snoop, Bubbles, el alcalde Carcetti y otros personajes inolvidables de la serie creada por David Simon para la HBO.

A las conversaciones e intercambios constantes sobre The Wire se añade ahora un nuevo objeto de culto, este libro publicado por la editorial Errata Naturae que, en la estela de un volumen anterior sobre Los Soprano, recoge nueve ensayos y un relato inédito de uno de sus guionistas, el escritor de novela negra George Pelecanos, sobre diferentes aspectos de la serie ambientada en la ciudad de Baltimore.

Porque es de la ciudad, de sus trabajos (hacer dinero, controlar el poder), de sus tripas, de sus instituciones, de su intrincada red de relaciones sociales, de sus guetos, de sus rincones menos visibles, de sus miserias, de la ambigüedad moral de sus gentes a uno y otro lado de la ley, de su cíclico e imparable mecanismo interno de corrupción y regeneración, de lo que nos habla verdaderamente la que, para muchos, es la mejor serie de ficción de la historia de la televisión, una gran novela (visual) norteamericana que en nada se parece a las ficciones televisivas y a sus gastados resortes narrativos; un gran tapiz capaz de rendir cuentas con la realidad más incómoda y reflejar, en las distancias cortas, sin miedo al tiempo, con una densidad narrativa y dramática inusitadas y en el lenguaje de la calle, las consecuencias menos edificantes del capitalismo salvaje; un gran mosaico de relaciones humanas en el que resuenan los ecos de la tragedia griega o la novela rusa y que, como nos recuerda su principal responsable, no tiene ninguna voluntad de agradar, más bien al contrario, al "espectador medio".

Los diez ensayos de este volumen, en los que se alterna lo personal con lo académico y lo analítico con lo anecdótico, inciden en otorgar el protagonismo de esta pequeña y tal vez irrepetible proeza televisiva a David Simon, periodista y escritor de Baltimore curtido en mil batallas callejeras y responsable de la fidelidad hiperrealista de su criatura, ensayada en series como Homicide y The Corner, y acompañada por el talento de escritores como Ed Burns, Richard Price, Dennis Lehane, Rafael Álvarez, Bill Zorzi y Pelecanos, para con aquellos que retrata: auténticos policías, traficantes de droga, niños de las esquinas, estibadores y sindicalistas del puerto, políticos, maestros en las escuelas de los barrios más desfavorecidos o periodistas en tiempos de reconversión.

Es la propia voz de Simon la que escuchamos en los dos primeros ensayos, el primero firmado por él mismo, en el que detalla todo el proceso de elaboración y el concepto de la serie, el segundo una extensa y jugosa entrevista con Nick Hornby. Rodrigo Fresán, Margaret Talbott, Jorge Carrión, Sophie Fuggle, Marc Caellas, Marc Pastor o Iván de los Ríos completan las autorizadas firmas de una publicación que gratificará las identificaciones de los iniciados y a buen seguro despertará también el interés de aquellos que estén dispuestos a entregar 70 horas de su tiempo a un auténtico monumento de la ficción televisiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios