Menos lobos con la carne de conejo

  • A pesar de la subida de precios, los comercios mantienen un ritmo frenético a dos días de la Nochebuena

"Hasta un 40 por ciento más suben los precios, sobre todo en el marisco y las bebidas alcohólicas, unos días antes de la Navidad", comenta José, empleado de una tienda de ultramarinos de la Macarena, que reconoce que ha vendido más dulces y botellas de champán las semanas previas a la Navidad. Son muchos los sevillanos que tienen en cuenta las recomendaciones de las asociaciones de consumidores y adelantan sus compras con el fin de ahorrarse algunos euros "y poder emplearlos para los regalos", añade Paco, pero lo cierto es que la imagen que ayer ofrecían las plazas de abastos y supermercados de la ciudad demuestra que la mayoría última sus compras apenas unas horas antes de la Nochebuena.

La pregunta es obligada en todas las carnicerías: ¿Se ha vendido más conejo esta Navidad después del comentario del ministro Solbes? Antonio, que despacha en la carnicería de un supermercado de San Julián, destaca que la venta de este producto cárnico (que ronda los siete euros el kilo) no ha sido especialmente notable y que incluso recomienda a sus clientes que sigan consumiendo lo más habitual. De las ofertas señala el entrecot de ternera de Ávila (15,95 euros el kilo) y el pollo (2,95 euros) e indica cómo los preparados de "rellenito de carne (9,89 euros) se están vendiendo muy bien".

Los tiempos han cambiado, y con ello la cena de Nochebuena. Las horas de preparativos en la cocina de casa quedaron para algunos ya en el pasado y son cada vez más los que se atreven con el amplio e innovador surtido de comidas ya preparadas dispuestas tan sólo para recibir el golpe de microondas final.

Avelina es clienta habitual en estas fechas de un supermercado donde la oferta de comidas ya cocinadas es amplia. "Todos los años vengo un par de días antes de la Nochebuena y compro algo ya preparado, en casa somos pocos y esto nos resuelve bastante bien la cena". Este año, Avelina cenará con su hijo y su marido pavo relleno de boletus y paté por 34,25 euros. Y es que el pavo sigue siendo el producto estrella en la Nochebuena. Con un precio que oscila entre los 3,50 y los cinco euros el kilo, los sevillanos mantienen la tradición de comer esta carne, que según explica María Isabel, carnicera, "después casi nadie compra durante el año".

Algo similar ocurre con el cordero, típico de estas fechas; el resto del año, su consumo es escaso. A diferencia de lo económico del pavo, el cordero lechal alcanza una media de 12 euros el kilo y una pierna, sobre los 30. Un artículo de lujo que algunos como David (70 años) comparan con el pollo: "Cuando era pequeño sólo comíamos pollo en el día de Navidad, hoy, con lo caras que cuestan unas chuletitas y la paga que tengo, mejor me decido por el cerdo".

Opciones hay miles, pero quizás la más económica sea el congelado. Maribel, dependienta de un puesto de congelados del mercado de la Encarnación, comenta que el bacalao (7,99 euros) es uno de los productos que más ha vendido en estos días, aunque reconoce que "la gente en estas fechas lo prefiere fresco".

A estas alturas, encontrar marisco o pescado de calidad a buen precio es misión casi imposible. El que queda es caro, como el rape fresco, que se sitúa a 32,99 euros, el pulpo cocido a 26,90 o las bocas grandes de cangrejo que alcanzan los 99,90 euros. Juan, que despacha en la plaza de la Encarnación pescado y marisco fresco, asegura que "lo que más se vende es el marisco de pelar, las gambas y los langostinos, hoy los tengo a 36 euros. En la víspera todo sube bastante; la calidad del género es inferior y es más caro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios