"Tenemos la obligación de vivir nuestra vida, no es una elección"

  • Elena Asins abre con una conferencia y su obra 'Antígona' el festival Ubicua 13 de cultura digital.

Precursora del arte conceptual español, poetisa de los algoritmos, Elena Asins (Madrid, 1940) muestra ahora en Sevilla su último trabajo, Antígona, una pieza que reinterpreta en cinco vídeos la tragedia de Sófocles. De esta creación y de su particular trayectoria habló ayer en la conferencia inaugural de Ubicua 13, tercera edición del festival de cultura digital que organiza el Cicus hasta el viernes.

Asins, Premio Nacional de Artes Plásticas 2011, repite como un mantra la máxima de Pitágoras: "Cultivad las ciencias de los números porque muchos de nuestros crímenes son errores de cálculo". Convencida de que las matemáticas mueven el mundo, se siente interpelada, en lo ético y lo profesional, "por la crisis económica, pero también cultural y de valores de un Occidente que no sabe adónde va". De esa necesidad de repensar los orígenes de la civilización occidental arranca su interés por Antígona, enfrentada al tirano Creonte, rey de Tebas, para enterrar a su hermano y cumplir así las leyes divinas. "Los tiranos tienen entre una y mil ventajas la de hacer y decir impunemente lo que les place. Creo que nunca antes se había reflejado esta obra clásica en vídeo, sí en cine, en teatro, en numerosas películas. El videoarte me permite además incorporar vídeos completamente sígnicos como Las leyes no escritas, donde incorporo signos, letras que bailan, que danzan y que se mueven", explicaba en un encuentro previo con medios, en el que recalcó que su gusto por el vídeo como lenguaje tiene que ver con que "no es una cosa estática como la pintura sino que tiene un transcurso temporal, algo que me interesa mucho".

Regresa Asins a la ciudad donde expuso en los años 70 con la galerista Juana de Aizpuru y en 2006 con el Colegio de Aparejadores. Ganadora de la primera edición del Premio Focus de pintura, hija de madre granadina "que nos traía al sur todos los veranos", se mostró feliz de dirigirse a un auditorio joven. "Creo que nací con un lápiz y desde los 14 años me dedico al arte. No me sorprende que sean los jóvenes los que más me aprecian y mejor me acogen. He pagado muy caro el ser una pionera", recordó la mujer que en 1967 descubrió en el Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid su pasión por la computadora, a la que desde entonces ha sido fiel. "Los jóvenes saben valorar lo que supuso mi época, cuando trabajábamos con tarjetas perforadas, nadie tenía un ordenador personal y en los bancos aún había calculadoras".

La artista agradece a su paso por el Centro de Cálculo, donde coincidió con creadores de todas las disciplinas, como el compositor Luis de Pablo, que depurara su mente. "Allí es donde yo limpié mi pensamiento. Me di cuenta de lo que había que eliminar para hacer una obra y lo que había que incorporar, lo que era esencial".

Tras iniciar estudios de Bellas Artes en París, que abandonó para marcharse a Alemania a estudiar semiótica, residió siete años en Nueva York dando clases de arte digital en la Universidad de Columbia, donde estudió con Chomksy. Avanzada por su arte depurado y riguroso, que abarca numerosos formatos y medios (del vídeo al dibujo pasando por la escultura, la instalación o la poesía concreta), también ha sido una precursora en cuestiones de género. "En aquellos años 60 y 70 era muy difícil ser artista. Lo lógico era casarse con un ingeniero y hacer la vida propia de una esposa. Yo estuve casada y me divorcié enseguida porque aquello era inaguantable. Hemos evolucionado poquito desde entonces, aparentemente sí pero en el fondo seremos siempre ciudadanos de segunda. Se despiden más mujeres que hombres, ganamos menos que ellos...".

Residente en una aldea navarra, en una casa que construyó ella misma, Asins recalca que "el arte conceptual y el digital son lo que más me interesa. Tengamos los años que tengamos hay que vivir la época que nos ha tocado vivir. Estamos viviendo una nueva era, la digital, e incorporarnos a ello es fundamental. Me parece absurdo que alguien diga que no sabe usar un ordenador. ¡Pues aprende! En vez de cuidar a los nietos, incorpórate y vive como persona. Tenemos la obligación de vivir nuestra vida, no es una elección".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios