Crítica de Cine

El ojo del pingüino tigre

Fotograma de la cinta francesa de animación dirigida por David Alaux. Fotograma de la cinta francesa de animación dirigida por David Alaux.

Fotograma de la cinta francesa de animación dirigida por David Alaux.

A partir de la serie de televisión infantil del mismo nombre creada por el propio David Alaux, esta producción francesa animada exhibe músculo digital a partir de los ya habituales materiales y diseños de segunda mano procedentes de decenas y decenas de largometrajes del mismo género, a saber, la aventura animal en diversidad y solidaridad de especies, esta vez enfrentadas a las malévolas intenciones destructivas del koala Igor y sus champiñones explosivos.

Su protagonista es Maurice, un torpe pingüino pintado de tigre, enésima metáfora de la diferencia en aras de la superación personal a través del valor que dirige una aventura de reivindicación ecologista y autodescubrimiento en una densa jungla multicolor poblada por rinocerontes, monos, elefantes, mapaches, sapos, cangrejos y pececillos en sus peceras dispuestos a devolver al hábitat su equilibrio natural.

Todo bastante rutinario y previsible, por más que algunos gags de supervivencia a costa de carambolas y citas a películas como Rocky, Misión Imposible o la mismísima Indiana Jones puedan ser agradecidos por adultos penitentes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios