Tres veladas con Nathalie Stutzmann

  • La contralto francesa interpreta hoy y mañana los 'Rückert-Lieder' de Mahler junto a la Sinfónica de Sevilla · Además, protagoniza un recital el domingo junto a la pianista noruega Inger Södergren

Comentarios 0

La contralto francesa Nathalie Stutzmann interpretará esta noche y mañana en el Teatro de la Maestranza los Rückert-Lieder de Mahler, como parte del octavo programa de abono de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS), que, dirigida por el maestro británico Paul Mann, completará su actuación con Angelus Novus (Mahleriana) de Tomás Marco, Macbeth de Richard Strauss y Francesca da Rimini de Chaikovski, obras todas ellas que el conjunto hispalense no había tocado con anterioridad. El domingo, Stutzmann repetirá en el mismo escenario, pero esta vez abriendo el Ciclo de recitales líricos que el coliseo maestrante recupera esta temporada. Acompañada por la pianista noruega Inger Södergren, la francesa cantará los veinte lieder que componen el ciclo de Schubert La bella molinera, el mismo que el martes pasado ofreció Mark Padmore en la temporada de Música de Cámara de Cajasol.

La presencia de Stutzmann empieza a hacerse bastante habitual en Sevilla, ya que en febrero de 2006 colaboró con la ROSS ofreciendo las Canciones y danzas de la muerte de Mussorgski, y en octubre de ese mismo año participó en el Ciclo de Cajasol interpretando, también junto a Södergren, el otro gran ciclo schubertiano, El viaje de invierno. Un auténtico privilegio para los melómanos sevillanos, pues la voz de Stutzmann no sólo es hoy una de las más apreciadas y admiradas, sino que no deja de ser en sí misma una rareza. En época dominada por voces ligeras, esta auténtica contralto, de color oscuro y registro grave sólido y profundo, causa impacto allá donde va, que es a los teatros y auditorios más importantes del mundo.

Una voz singular, acaso no muy potente (lo que se notó en su anterior comparecencia en el Maestranza), pero de bellísimo timbre, exquisita musicalidad, delicadísimo fraseo, formidable potencia expresiva y extraordinaria versatilidad, lo que le permite moverse con facilidad desde el Barroco hasta la música de nuestro tiempo. Haendel y Bach son tan habituales en sus conciertos como Schubert, Mahler, Debussy o Shostakovich.

En su colaboración con la ROSS, la cantante francesa interpretará esta vez las cinco canciones de Gustav Mahler (1860-1911) conocidas como Rückert-Lieder, que, aunque escritas todas ellas sobre poemas de Friedrich Rückert (1788-1866), no forman realmente un ciclo. Las cuatro primeras (No miréis mis canciones, Olía un suave aroma,He desaparecido del mundo y A medianoche) fueron escritas en el verano de 1901 y estrenadas en enero de 1905 bajo la batuta del compositor, mientras que la quinta (Si amáis la belleza) está datada en agosto de 1902.

Para su recital de cámara, Stutzmann contará con la que es su pianista acompañante habitual desde 1994, la noruega Inger Södergren. Juntas, darán vida a uno de los grandes monumentos del lied centroeuropeo, el ciclo de Franz Schubert (1797-1828) La bella molinera, veinte canciones escritas entre la primavera y el otoño de 1823 sobre poemas de Wilhelm Müller (1794-1827), que trazan, a través del enamoramiento, el desengaño y la muerte de un joven molinero, un recorrido de deslumbrante belleza por temas recurrentes del romanticismo alemán: la naturaleza, el amor, la soledad, la muerte. Intemporal en sus valores poéticos y musicales, la programación de este ciclo por primera vez en el Maestranza, y en esta voz inigualable, augura hondas emociones para el aficionado.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios