Visto y oído

Antonio / Sempere

Decisiones

DEJANDO a un lado el horario, la verdad es que lo pasé pipa, y perdón por la expresión coloquial, siguiendo la sexta entrega de Redes, dedicada a analizar hasta qué punto las decisiones son tomadas de un modo irracional. Menos mal que han tenido el detalle de colgarlo en la red, lo que nos permite regresar a él una y otra vez con toda comodidad. Y detenernos, por ejemplo, en las tres citas que articularon el reportaje. De Blaise Pascal. "El corazón tiene razones que la razón no entiende". De Einstein. "La realidad es una ilusión muy persistente". Y de Dan Aribly. "Todos somos peones en un juego cuyas fuerzas nos vemos en gran medida incapaces de comprender".

Para ilustrar muy gráficamente un actor del programa salió a las calles de Barcelona vendiendo chocolate a bajo precio. Unas onzas realmente exquisitas, made in Bélgica, a 15 céntimos de euro, y unas chocolatinas sin marca de baja calidad a un céntimo. La mayor parte de los viandantes, hasta tres cuartas partes, compraron el chocolate más caro. Entonces se varió la estrategia. El chocolate más caro se rebajó de quince a catorce céntimos, y las chocolatinas que costaban sólo un céntimo se ofrecieron con la palabra mágica: 'Gratis'. Ni que decir tiene que se invirtió la proporción. Un 70% de los consumidores optaron por el producto gratis total. No era el céntimo el que había cambiado el criterio. Era la aparición de esa palabra tan seductora, todo un alivio en nuestras vidas. Gratis. Ay, si nos enseñaran que lo importante no se compra ni se vende. Por añadidura, también nos recordaron el significado del término proscrastinación. Se trata de postergar una actividad que debemos hacer por algo más apetecible. Ese acto en el que incurrimos cada día. Ay, que si no existiese Redes habría que inventarlo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios