La ciudad y los días

carlos / colón

Esposa de tieso, lideresa de pueblo

LA belenestebanización de la política ha superado las marcas de los dos días y una noche con la Griso (el culito de Sánchez, Pablo Iglesias tirando los datos eróticos y diciendo "me ha tocado chupar"). Y quien lo ha logrado es Susana Díaz en su comparecencia ante la comisión de investigación del fraude los cursos de formación, lo que tiene más mérito que hacerlo en televisión. Con una hábil maña volvió las preguntas sobre su marido contra quien se las hacía: "Mi marido es un trabajador, su pecado es estar casado conmigo, fue auxiliar administrativo en UGT y después en el IFES, cobraba entre 700 euros y 1.200 euros con las extras prorrateadas, y dejó el IFES cuando yo comencé a ser presidenta… ¡Míreme a los ojos!… ¿Sabe lo que es un auxiliar administrativo de apoyo? Es el que introduce los datos en el ordenador, el que buscaba a los alumnos para llevarlos a clase, el ibeeme que iba por los ordenadores, el que lleva las cajas. Ya sé que es un tipo de trabajo que a ustedes les coge muy lejos. Me he casado con un tieso, pues sí".

Es lista esta mujer. Mucho más que Sánchez que, marcando "traidoras" distancias con Chaves y Griñán, dijo que él es "un político limpio". La comparecencia de Díaz se producía en el peor momento: el día anterior lo habían hecho Chaves y Griñán y al siguiente se anunciaba su baja del PSOE y su procesamiento junto a otros 24 altos cargos de la Junta. Pese a esta bomba político-judicial es posible que su habilidad sumara un puñado de votos en las urnas de su partido, y ella ganara puntos como lideresa del pueblo, al identificarse con los trabajadores frente a un PP de señoritos, abrigos barcénicos, rubios teófilos y ritabarberánicos pañuelos y perlas. Es muy posible que este tópico tan arraigado -derecha rica y corrupta, izquierda pobre y honrada- pueda más que la realidad de la Junta en el banquillo.

¿Cuántos, en esta folclórica tierra nuestra, se resistirán al descarado gracejo con que dijo "me he casado con un tieso" como si fuera Imperio Argentina o Lola Flores plantandole cara al fiscal malaje (en este caso la comisión de investigación) que interpretaron Manuel Luna y Fernando Fernán Gómez en las dos versiones de Morena Clara? Quien sea Regalito -el amigo de lo ajeno que en ambas interpretó Miguel Ligero- lo dejo a su elección. Propongo al ugetista que asaba vacas con billetes. Aunque más altas personalidades podrían aspirar al papel.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios