En una zona turística por excelencia, y por añadidura con ciertas complicaciones para orientarse, como es el centro de Sevilla, convendría que los azulejos con los nombres de las calles estuvieran bien cuidados y visibles. Lamentablemente, no es el caso de la calle Santa Paula.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios