La corrupción entra en campaña

MÁS de una docena de personas declararon ayer en calidad de detenidos en la segunda fase de la operación Edu que trata de investigar el fraude en los cursos de formación financiados por la Junta de Andalucía entre los años 2007 y 2013. La operación policial, que ha llevado a declarar a varios concejales del PSOE y uno del PP en las provincias de Cádiz, Málaga y Almería, además de la ex alcaldesa socialista de Jerez, Pilar Sánchez, y un religioso de la misma ciudad, se prolongará durante diez días, a lo largo de los que, según fuentes judiciales, el número de detenidos podría ser noventa. En esta nueva etapa las diligencias se centran sobre todo en los propietarios y administradores de las sociedades que consiguieron subvenciones para impartir cursos de formación plagados de irregularidades, tales como la no impartición de cursos pagados, la sobrefacturación de otros, la inflación artificial del número de alumnos, la utilización de docentes no capacitados y otras anomalías. Un caso sistemático de fraude de fondos públicos. Al mismo tiempo, la juez sevillana Mercedes Alaya, que instruye el caso de los ERE fraudulentos, amplió ayer la imputación a algunos de los implicados en el escándalo, entre ellos dos ex consejeros de Empleo, y extendió hasta 265 el número de imputados, al dictar esta condición jurídica a 34 personas más, básicamente en ayudas a empresarios de la Sierra Norte de Sevilla e individuos del entorno de poder socialista, como tres ex alcaldes de este partido en otros tantos pueblos de la provincia. Con estas nuevas medidas judiciales sobre los ERE y sobre la formación, la inminente campaña para las elecciones andaluzas del 22 de marzo queda marcada nuevamente por la sombra de la corrupción política, que se arrastra desde hace años por parte de la Administración autonómica. Tanto el PSOE, con gran mayoría entre los imputados, como el PP, salpicado en grado mucho menor y poco representativo, resaltaron ayer que cualquier imputado será apartado de sus respectivas filas. No obstante, es inevitable que el fenómeno de la corrupción, sus causas, protagonistas y remedios, esté muy presente en la vida andaluza durante las próximas semanas, no sólo por su importancia intrínseca y su utilización en la pelea partidista, sino también porque es un asunto que preocupa mucho a los ciudadanos, como se pone de manifiesto cada vez que se les presenta la oportunidad de pronunciarse al respecto. Es deseable, de todos modos, que la campaña se nutra también de otros argumentos y debates relacionados con los restantes problemas que atraviesa la sociedad andaluza. Que son muchos, variados y graves.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios