Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Se llama...

CHIKILICUATRE tiene la culpa. Massiel ha encontrado nuevos minutos de gloria con los chanchullos de 40 años atrás y no dejaba de cantar en ¿Dónde estás corazón?, a ver si pica alguien. Qué ganas tengo ya de que llegue el momento del Chikichiki, acabe en quinto lugar y se termine esta pesadilla de carácter politónico.

Con el pelotazo del Madrid-Barça, Telecinco ha cimentado su campeonato y concluirá la temporada líder en España y en Andalucía. Lo que es inexplicable es cómo Canal Sur ha tirado por la borda unos números que eran la envidia del orbe autonómico. Acabar de un tajo el filón de Se llama copla se ha demostrado que era contraproducente. Al complaciente personal, que ya en prime time sólo se decanta por el entretenimiento, no se le podía privar de su golosina cuando acumula un 50 por ciento de cuota. En Telecinco, que apura sus éxitos como el estrangulador de Boston, ya habría perpetrado varias ediciones copleras antes que perder 2 puntos de audiencia mensual.

La Nuestra no ha querido quemar su programa de copla, pero ciertamente con registros de máximos era cuestión de recortar, no de suprimir. Un poco de casting por aquí, una repesca por allá, un dueto con famosos por acullá. Si la cuestión era mantener el liderazgo, se trataba de lo más acertado. ¿Qué apostamos?, el costoso heredero, no luce malos números pero, en fin, no es lo mismo. Directivos de la RTVA ya le han echado un vistazo al siguiente relevo, el concurso cantarín-humano Viva mi coro y el piloto ha dado una sensación descorazonadora. La factoría de Paco Lobatón está remodelando el musical del verano, que no va a limitarse a los orfeones rocieros.

A Cuatro le está pasando tres cuartos de lo mismo. No querían agotar Fama, pero no van a poder aguardar un año para remover el esqueleto. Lo sacarán del frigorífico prontito.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios