Rajoy carga contra el PSOE y le advierte que puede acabar siendo un "partido inútil"

  • El presidente reprocha a los socialistas su "demagogia" con las pensiones en su intervención en la escuela de invierno del PP

Comentarios 6

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cargó ayer contra el PSOE al reprocharle su "demagogia" con las pensiones y le reprochó que se sume a la carrera de otros -en alusión a Ciudadanos- por criticar al Ejecutivo, lo que le puede convertir en un partido inútil.

Rajoy intervino ayer en la escuela de invierno del PP, en la que concentró sus críticas a los socialistas, a los que advirtió que no piensa aceptar ninguna lección sobre empleo o pensiones del partido que casi dejó a España en la quiebra.

En política sobra gente que comenta y falta quienes tienen proyectos con responsabilidad"

No se olvidó el líder del PP de los otros partidos de la oposición, aunque no los citó, y sí se refirió de forma explícita al de Pedro Sánchez para enviarle mensajes.

Así, lamentó que el PSOE haya apostado por entrar "en esa carrera" cuyo premio ha dicho desconocer, y en la que se han "instalado algunos", centrada en criticar al Gobierno, cuando lo que deberían hacer los socialistas es tratar de ser útiles al país.

Señaló que si los socialistas apostaran por consensuar el nuevo modelo de financiación autonómica, firmar el pacto del agua o buscar un acuerdo sobre ciencia e innovación demostrarían que valen para algo más que criticar al Ejecutivo. Y advirtió: "Lo peor que le puede pasar a una fuerza política es ser perfectamente inútil".

Algo que al PP, aseguró, "no le va a pasar nunca", tampoco cuando no gobierne, y puso Canarias como ejemplo de un sitio donde los populares facilitan el Gobierno y llegan a acuerdos en pro del interés general.

Especialmente duro fue Rajoy cuando habló de pensiones. "No se puede aceptar la demagogia que está haciendo alguna gente después de llevar este país al borde de la quiebra, personalmente no lo voy a aceptar", señaló el presidente, que subrayó que fueron los socialistas los que congelaron las pensiones, mientras su Gobierno las subió, aunque fuera poco. Indicó que el PP, cuando llegó al Gobierno, cumplió con su compromiso de mantener las partidas de empleo y pensiones en los peores momentos de la crisis.

De los demás, Rajoy se refirió en varias ocasiones a "algunos" que sólo saben votar contra el Gobierno y "a favor de nada", y arremetió contra quienes "confunden hacer política con comentarla".

"Algunos deben creer que los problemas se solucionan comentándolos pero las cosas se arreglan gobernando; algunos deben creer que se crea empleo cambiando el nombre a los contratos de trabajo y no con recetas económicas acertadas", dijo Rajoy.

Y de nuevo criticó al PSOE al señalar que "algunos" apuestan por llevar los problemas a la calle del mismo modo que "cuando gobernaron mandaron a la calle a tres millones y medio de españoles".

Insistió en que en política "sobra gente" que se dedica a comentar y faltan quienes "presentan un proyecto con un equipo y con responsabilidad". "Eso, mientras no se demuestre lo contrario, sólo lo hay aquí, en el PP".

El discurso de Rajoy de ayer cambió con respecto a otros fines de semana en los que sí hubo un reproche claro a Ciudadanos por la política de oposición que lleva a cabo en las últimas semanas.

Las críticas de Rajoy se concentran en el PSOE en un momento en el que el PP tiene que negociar con Ciudadanos los presupuestos que el presidente prometió llevar al Consejo de Ministros del día 23.

En el PP confían en sacar adelante estas cuentas y fuentes de la dirección nacional apuntan que, pese a la aparente mala relación con Ciudadanos, los contactos se han mantenido, y aunque aún no se negociaron detalles de los presupuestos se trabaja en mantener el diálogo abierto para hacer posible la tramitación del proyecto de ley y su posterior aprobación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios