El Ayuntamiento elude apoyar el soterramiento de la A-376

  • El portavoz del gobierno municipal asegura que corresponde a los técnicos de Obras Públicas decidir si la solución es la depresión de la autovía o un túnel

El Ayuntamiento de Dos Hermanas evita de nuevo apoyar expresamente el soterramiento de la autovía A-376 a su paso por la barriada de Montequinto. "Este grupo municipal se mantiene en la misma opinión: defender la permeabilidad de las dos orillas de la barriada y solucionar el problema del tapón de tráfico que se produce cada día", explicó ayer al término del Pleno del Consistorio el portavoz del gobierno municipal, Agustín Morón (PSOE). "La fórmula no se sabe firmemente, los técnicos de la Consejería de Obras Públicas tendrán que decidir; puede ser la construcción de un túnel subterráneo o la depresión de la vía", explicó el secretario general de los socialistas de Dos Hermanas. Morón aseguró que detrás de las críticas al Consistorio hay intereses partidistas: "Cuando se propone una solución, parece que hay alguien interesado en llevar la contraria instrumentalizando el asunto, pese a que compartimos la filosofía de los vecinos".

El Ayuntamiento nazareno confirma su posición dos días después de que el Parlamento andaluz rechazara una enmienda presentada por el grupo socialista en la que se instaba "de acuerdo con el Ayuntamiento de Dos Hermanas" al soterramiento del "tramo de autovía de la zona de acceso a Montequinto, así como el estudio para el establecimiento de pantallas acústicas". La misma Comisión de Infraestructuras de la Cámara celebrada el miércoles había desestimado la proposición no de ley presentada por los grupos de la oposición -PP, IU y PA- a mediante la cual demandaban el soterramiento integral de la travesía urbana de la autovía de Utrera así como la implantación inmediata de paneles acústicos. Ayer, el mismo diputado socialista encargado de defender la enmienda presentada por su partido en la víspera de la sesión -su intervención en la Cámara no ha gustado demasiado en el seno del gobierno nazareno-, José Sánchez, aseguraba en un comunicado haber defendido el soterramiento de la A-376: "No sé el motivo por el que votaron en contra de esta enmienda, pero lo que sí ha quedado claro es que su intención es la confrontación entre vecinos y el Ayuntamiento".

La presión de los vecinos de Montequinto afectados por el problema de ruido provocó que el Ayuntamiento se decidiera por apoyar la llamada depresión de la autovía e instara a la Consejería de Obras Públicas a que incluyera esta intervención en el proyecto de ampliación de la A-376. El delegado de Urbanismo, José Manuel Carrión, explicaba en un Pleno de noviembre que la citada depresión supondría la "comunicación a una cota cero" de las diferentes zonas de Montequinto.

El portavoz de la Asociación de Vecinos de Condequinto, Javier Florindo, manifestaba ayer su escepticismo ante una posible solución al problema: "Creo que el PSOE, en cuanto se lance la campaña electoral, va a contraatacar con la propuesta de depresión. Siguen con la manipulación informativa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios