El Consorcio de Transportes retendrá ingresos a los consistorios morosos

  • Con la medida pretende asegurar el pago a las empresas de autobuses que cubren las líneas de 45 pueblos · Carmona se quedará sin 20.000 euros al mes

La cuantía de los ingresos procedentes del Estado que le corresponde a cada ayuntamiento se verá aún más mermada en los próximos meses para aquellos municipios de la provincia que mantienen deudas con el Consorcio de Transportes Área de Sevilla, el organismo que gestiona las líneas de autobuses públicos en 45 municipios del área metropolitana. Según confirmaron fuentes de la Consejería de Obras Públicas y Transportes, que preside el Consorcio, se ha dado orden ya para que la Administración central retenga, mes a mes, una parte del dinero que debe ingresar a estos municipios deudores, de forma que el Consorcio reciba al menos por esta vía ejecutiva un dinero que necesita para ponerse al día con las empresas privadas propietarias de los autobuses, cuyos conductores ya han amenazado con ponerse en huelga por el impago de sus nóminas.

En concreto, y según los datos que se hicieron públicos en octubre, cuando se logró evitar la movilización, el Consorcio debía a las operadoras hasta siete millones de euros, porque los ayuntamientos que deben aportar una serie de cantidades en función de su población no las estaban ingresando conforme a lo estipulado en sus convenios de adhesión. La retención de ingresos es posible ahora por la aplicación de la Ley de Autonomía Local.

Aunque las fuentes de la Consejería que preside Josefina Cruz Villalón no quisieron aportar los nombres de los municipios que mantienen deudas con el Consorcio y a los que se les retendrá o se le está reteniendo ya la parte proporcional de la Participación de Ingresos del Estado, se conoce el nombre de algunos, como Carmona. Sólo este ayuntamiento, que se adhirió al Consorcio en noviembre de año 2007, le debe al ente un total de 307.782 euros.

Según precisaron fuentes municipales, la deuda se debe a que durante varios años se ha presupuestado una cantidad inferior a la necesaria. En 2009, debían haberse previsto 78.096 euros, pero se incluyeron 2.000 menos. La deuda aumentó sobre todo en 2010 y 2011. En los presupuestos que elaboró y prorrogó el anterior gobierno socialista se incluyeron sólo 100 euros de aportación al Consorcio, cuando la cuota ascendía a 76.591 euros cada año. Es la cantidad que el nuevo gobierno local del PP pretende incluir en las cuentas que se elaboren para 2012.

En el caso de Carmona, el impago supondrá que se le retengan de los ingresos del Estado que le corresponden al Ayuntamiento 20.000 euros cada mes, si no se pone al día antes aportando la cantidad completa que se adeuda al Consorcio.

Sólo reteniendo estos ingresos a los ayuntamientos el Consorcio Metropolitano de Transportes podrá cumplir con el plan de pagos que acordó el pasado mes de octubre con las compañías concesionarias de los servicios y los sindicatos para evitar la huelga. El acuerdo incluía un primer pago de 700.000 euros, que se abonó ese mes.

Entre las empresas afectadas por los impagos estaban Casal, Damas, Abascal Caro, Carjema Caro, Tranvías de Sevilla y Transportres, que cubren el transporte público de viajeros por carretera en 45 municipios, todos los incluidos en el Plan de la Aglomeración Urbana de Sevilla, salvo Utrera, que todavía no se ha adherido formalmente al Consorcio de Transportes Metropolitano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios