La Diputación aprueba las bases del IV Plan Supera, con un montante de 41,5 millones de euros

  • El PSOE, el Grupo popular y el diputado de Participa han votado a favor, mientras los diputados de IU-CA y el de Ciudadanos se han abstenido.

La Diputación ha aprobado este jueves en pleno las bases de la cuarta edición del Plan Supera, el dinero del superávit que, por su situación saneada, el Ministerio de Hacienda, le permite destinar a inversiones sostenibles (no generan gastos fijos), aunque debería ir a saldar deuda bancaria. Tras el debate plenario, las bases de ejecución han sido aprobadas con el voto a favor del PSOE, que goza de mayoría absoluta, el Grupo popular y el diputado de Participa, mientras los diputados de IU-CA y el de Ciudadanos se han abstenido. 

El montante roza los 41,5 millones y es el más importante de los ejecutados. Con la nueva partida, son más de 136 millones desde 2014. El presidente, Fernando Rodríguez Villalobos (PSOE), recordó que es prácticamente la inversión que se haría en 10 años concentrada en dos, con un ahorro que se logra porque no puede incluir ese dinero en su presupuesto, por las leyes de estabilidad y el techo de gasto que impone el Gobierno. Teniendo en cuenta la situación de las haciendas locales, el plan se ha convertido en sustento para muchas pequeñas empresas y del que los municipios están pendientes.

Tras la aprobación, la publicación en el BOP será inmediata, con el reto de cumplir con los plazos: los municipios tendrán hasta mediados de mayo para solicitarlo -las partidas se calculan en función de la población, con una fórmula que prima a los más pequeños-; hasta el 17 de junio para presentar proyectos (excepcionalmente, podrán retrasarlo hasta el 30); para que las adjudicaciones se hagan, como tope, en octubre.

Con esa fórmula se repartirán 30 millones entre los 104 ayuntamientos. Otros cuatro millones irán también a los municipios, pero para un programa específico de reparación de infraestructuras deportivas, en las que se invirtió en décadas anteriores, que empiezan deteriorarse. La Diputación se reserva 7,5 millones para inversiones propias. Entre éstas, destacan 3,5 millones para mejoras en varias carreteras; la construcción de un pantalán en la zona de Isla Mínima (200.000 euros) para reducir los desplazamientos por carretera de la maquinaria agrícola y contribuir al programa Guadalquivir.

Además, destinará 823.000 euros a generalizar los sistemas de vídeo en salones de plenos de municipios menores de 20.000 habitantes y que puedan incorporar el sistema de videoactas y la instalación de red wifi en las 84 bibliotecas en ayuntamientos de ese tamaño y reducir la "brecha digital". También se reformará el sistema de seguridad de la red informática provincial y se adquirirá un nuevo servidor central de bases de datos corporativas, por casi 1,2 millones. Finalmente, se realizarán mejoras en diversos equipamientos de la Diputación, por algo más de 1,2 millones. Villalobos recordó que, a la vez que han ido aumentando estas inversiones, se ha reducido la deuda bancaria de la institución: de 110 millones de euros en 2013 a 8,5 ahora. "Cuando el Ministerio lo contemple, tenemos margen para endeudarlos" y realizar otros programas o inversiones que ahora no se permiten, subrayó Villalobos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios