La Guardia Civil busca al camello que vendió la cocaína adulterada

  • Los 26 jóvenes intoxicados reciben el alta médica después de sufrir alucinaciones, vómitos y taquicardias

La Guardia Civil se encuentra tomando declaración a los 26 jóvenes intoxicados por consumir cocaína adulterada en la localidad de Los Palacios y Villafranca durante el pasado fin de semana con objeto de localizar y detener al narcotraficante que les vendió la sustancia. Además, los agentes del instituto armado procedieron en la tarde de ayer al registro de varios inmuebles con idéntico fin. El Grupo de Investigación de la Guardia Civil de Los Palacios y Villafranca y la Brigada de la Policía Judicial de la Benemérita en Utrera se han hecho cargo de la investigación para esclarecer las circunstancias que rodean al suceso.

Fuentes del instituto armado explicaron que la cocaína, según las primeras pesquisas, tenía una pureza del 70 por ciento y podría estar mezclada con sustancias tóxicas tales como alquitrán, amoníaco, yeso, tóner de fotocopiadora o polvos de talco entre otras. "Cada mano por la que pasa la droga le añade prácticamente lo que quiere, sin reparar en el daño en la salud", precisaron las mismas fuentes consultadas.

Los jóvenes palaciegos afectados por el consumo de cocaína adulterada acudieron al centro de salud del municipio y al hospital Virgen de Valme durante la madrugada del domingo. Inmediatamente después de la ingesta de la sustancia adulterada, los jóvenes sufrieron alucinaciones, vómitos, pérdida del conocimiento y taquicardias con mayor intensidad de la que suele ser habitual tras el consumo de este tipo de estupefacientes. Todas estas personas han recibido ya el alta hospitalaria.

Los agentes de la Benemérita tratan de identificar al camello que presuntamente vendió el total de la cocaína en la zona de la movida juvenil del municipio sevillano. La Guardia Civil ya investiga muestras de la sustancia y analiza la sangre de los jóvenes afectados para dilucidar las causas de la intoxicación.

El caso de estos 26 residentes de Los Palacios evidencia la realidad del consumo de cocaína entre los sectores más jóvenes y no tan jóvenes de la sociedad sevillana. Según datos de 2006 del Comisionado para Drogodependencias y Adicciones de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social, el 1,8 por ciento de los sevillanos son consumidores habituales de esta droga, una tasa superior a la andaluza, que es del 1,6 por ciento. Esto se traduce en términos absolutos en 30.000 adictos a la cocaína. El perfil medio del consumidor de la sustancia en Sevilla es el de una persona de 24 años, más de 15 años más joven que lo era en la década de los ochenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios