El alcalde de Guillena recuerda la "larga reivindicación" para la apertura total de la A-66

El alcalde de Guillena, Justo Padilla (PSOE), ha valorado hoy como "una gran noticia" la apertura del último tramo sevillano de la Autovía de la Plata (A-66) y ha recordado la "larga reivindicación" de los vecinos y alcaldes para reclamar un viario de gran capacidad que sustituyera a la N-630.

Padilla, que abanderó durante años las peticiones al Ministerio de Fomento para la ejecución de la A-66, dado el alto grado de siniestraliedad de la N-630, ha mostrado su satisfacción por la apertura al tráfico rodado de los tramos El Ronquillo-Rivera de Huelva y Rivera de Huelva-Venta del Alto, que completan el trazado de la autovía de la Plata por la provincia sevillana.

El alcalde dice en un comunicado que "la lucha por esta carretera" obedeció durante años a "razones humanitarias", y ha recordado que se da la coincidencia que mañana 1 de marzo se cumplen cinco años de la apertura del primer tramo (Venta del Alto-enlace de Gerena) y que en pocas fechas va a hacer diez años del comienzo definitivo de la lucha por la autovía.

En mayo de 1998, el consistorio reanudó la lucha para conseguir la construcción de una vía de doble sentido ya que en tan sólo una semana fallecieron once personas en tres accidentes de tráfico.

La alta siniestralidad de esta carretera ha sido siempre el principal motivo por el que los alcaldes de los municipios por los que discurre la Ruta de la Plata o de la Muerte, como también se le conoce, han reclamado la Autovía de la Plata.

Desde aquella semana fatídica en la N-630 a su paso por la provincia de Sevilla perdieron la vida 17 personas en 1998, 14 en 1999, 10 en 2000, 14 en 2001, 12 en 2002, 5 en 2003 y tres en 2004; 4 en la N-630 y otros 4 en a A-66 en 2005; 1 en 2006; y 1 en 2007.

"Al mismo tiempo que se han ido abriendo tramos de la autovía, la siniestralidad ha ido decreciendo", ha señalado Justo Padilla, que se erigió en portavoz de los alcaldes afectados por el trazado de la N-630 en las provincias de Sevilla y Badajoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios