La Junta reinicia las obras de desvío del Argamasilla sin dar plazos de ejecución

  • El proyecto se paró cuando estaba ejecutado al 60% por falta de dinero El alcalde apunta que no estará finalizado del todo antes de un año

La Junta reinicia las obras de desvío del Argamasilla sin dar plazos de ejecución 

 El proyecto se paró cuando estaba ejecutado al 60% por falta de dinero   El alcalde apunta que no estará finalizado del todo antes de un año 

Los más de 40.000 vecinos de Écija estaban ayer de nuevo pendientes del cielo -había alerta amarilla por lluvias- cuando la Junta confirmó la noticia que esperaban desde hacía un año. Las obras del desvío del arroyo Argamasilla, principal causante de las riadas en el casco urbano, se van a reanudar esta semana. El delegado territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en Sevilla, Francisco Gallardo, lo adelantó por la mañana al alcalde y, al poco, fuentes del departamento confirmaban que ya había alguna maquinaria realizando los primeros trabajos de limpieza en el punto en el que la obra se paró en mayo de 2012 por falta de dinero. Se espera que los trabajos comiencen en firme en dos o tres días.

Se cumple así con el último compromiso que el consejero Luis Planas adquirió el 13 de marzo, cuando acudió a una Écija con los ánimos encrespados tras las dos riadas que se produjeron en jornadas anteriores. Han sido ocho desde 2010. Hasta 400 vecinos se concentraron en la Plaza del Salón, exigiendo soluciones. Los grupos políticos del Ayuntamiento habían acordado también hacer frente común. En este contexto, se anunció que los 20 millones de euros previstos en los Presupuestos de la Junta de 2013 para la obra iban a comenzar a ejecutarse esta primavera. El anuncio del reinicio de las obras se produjo además coincidiendo con un Pleno en el Parlamento andaluz, en el que el PP preguntó a Luis Planas sobre el plan contra avenidas en cauces urbanos, en el que se incluye Écija.

Aunque ayer, desde la Junta, no se atrevían a apuntar cuánto tiempo se tardará en tener ejecutada la obra al completo, con la que seguirá la misma Unión Temporal de Empresas (UTE), formada por Ferrovial y Gea 21, a la que se le adjudicó. La meteorología complica el cálculo. Sólo el alcalde astitigitano, Ricardo Gil-Toresano, advirtió que será más de un año. Inicialmente, el proyecto presupuestado en 30 millones de euros tenía un plazo de ejecución de 28 meses. La obra se había iniciado en enero de 2010 y ya iba con mucho retraso cuando se paró del todo, al 60%, en mayo de 2012.

La Junta adujo que iba a "reprogramarse para adaptarse a la disponibilidad presupuestaria". Al margen del malestar de que se parasen las obras pocos meses después de unas inundaciones que causaron daños millonarios, desde el gobierno local del PP se ha advertido que el sellado de lo que se había hecho y la reanudación posterior de la obra iba a sumponer un sobrecoste incluso para el proyecto. El edil de Medio Ambiente de Écija, Carlos Onetti, estimó recientemente incluso una cifra: unos cinco millones de euros.

Con las obras, se desviará un tramo de 3,2 kilómetros del arroyo Argamasilla, de los que 1,3 van en un túnel que no se llegó a terminar cuando se paralizaron, por el oeste del casco urbano. Así se evitarían los 1.800 metros que ahora transcurren entubados por el núcleo de población, en una estructura insuficiente para canalizar todo el agua cuando llueve con intensidad y que termina buscando su hueco en calles y casas. Durante las riadas de la Navidad de 2010 había un problema adicional: los 1,40 metros de grava solidificada que tenía el túnel. Pero, incluso limpio y con las mejoras que se introdujeron entonces, el encauzamiento actual se ha vuelto a confirmar insuficiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios