Morón de la Frontera

El Tribunal de Cuentas detecta "irregularidades" contables en el Ayuntamiento

  • La Intervención de Fondos del propio Consistorio había emitido informes contrarios en cuanto a tales facturas

El Tribunal de Cuentas ha detectado posibles "irregularidades" contables y "responsabilidades" de tal naturaleza en diversas facturas autorizadas por el Ayuntamiento de Morón de la Frontera bajo el mandato del ahora ex alcalde Manuel Morilla Ramos del partido popular, pese a que la Intervención de Fondos del propio Consistorio había emitido informes contrarios en cuanto a tales facturas.

Todo parte de la documentación elevada al Tribunal de Cuentas por los concejales de la Asamblea Moronera Alternativa. Su denuncia, alude a siete decretos de Alcaldía del mes de marzo de 2007, -cuando aún gobernaba el municipio el popular Manuel Morilla-, "donde se pone de manifiesto la aprobación de facturas y contratos que implican obligaciones de pago por parte del Ayuntamiento", aunque todo ello "en contra de los informes realizados por la Intervención de Fondos e incluso para gastos que no son imputables al Ayuntamiento".

La denuncia carga, en concreto, contra el ex alcalde Manuel Morilla, el ex concejal de Festejos y Fiestas Mayores Francisco Manuel Morilla Fernández, y los antiguos delegados municipales de Hacienda y Educación.

Uno de los decretos, numerado 2007/359, autoriza el pago de facturas por valor de 146.745,76 euros para la feria de muestras de 2007 cuando los presupuestos del Ayuntamiento contemplaban 90.060,73 euros para este aspecto. La Intervención de Fondos del Ayuntamiento habría informado en contra de esta resolución, según la denuncia de los independientes de Morón. La denuncia también incluye la aprobación, vía decreto de Alcaldía, del pago de 28.768 por el concepto "Grupo Morón de Comunicación" pese a que la Intervención habría determinado que se trataba de un gasto "no imputable al Ayuntamiento".

Otros decretos, numerados como 2007/360 ó 2007/382, por ejemplo, autorizaban el pago de facturas por valor de 19.140 euros y 3.375,60 euros para la contratación de la banda musical Cantores de Híspalis y servicios de la Ganadería Santa Coloma, siempre "en contra de los informes" de la Intervención de Fondos, según la denuncia. De cualquier modo, el departamento número tres de la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas considera que los hechos "pudieran ser generadores de responsabilidad contable" al contener "ciertas irregularidades" que el tribunal en cuestión acuerda investigar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios