La niña abandonada al nacer recibe el alta y queda al cuidado de la Junta

  • El bebé, en desamparo provisional después de que sus padres intentaran venderlo porque no era un varón, estará en un centro de acogida inmediata

El bebé que una pareja de rumanos abandonó en el hospital de la Merced de Osuna tras intentar llevar a cabo su venta sin éxito por el hecho de ser niña ya ha recibido el alta médica. Los servicios sociales se han hecho cargo de ella para llevarla a un centro de acogida inmediata.

Fuentes de la Delegación Provincial de Igualdad y Bienestar Social de la Junta en Sevilla explicaron que, como administración competente en el caso, se ha decretado el desamparo provisional de la menor tras recibir un informe del hospital en el que se da cuenta de los hechos. Dicho desamparo debe ser ratificado en el plazo de tres meses por la Comisión Provincial de Protección de Menores.

El protocolo de actuación establece que la Junta, en un caso de estas características, debe informar a la Fiscalía, al Consulado de Rumanía y a su familia, a la que se intenta localizar para ver si pueden hacerse cargo de la niña y en qué condiciones. Si la localización no es posible, se publicará en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

Desde la administración autonómica se añadió que los padres tienen un plazo para recurrir contra el desamparo provisional y que, a pesar de los hechos acontecidos, tienen un mes para "cambiar de opinión", caso en el que se tomaría en consideración como arrepentimiento.

En este sentido, un juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Estepa ha prohibido a la pareja, que fue detenida por el abandono, que se acerque a la menor; el magistrado, que puso en libertad con cargos a los acusados, ha dictado esta medida de manera cautelar y ha ordenado a los progenitores a comparecer todas las semanas en el juzgado.

El Juzgado de Guardia de Osuna recibió una denuncia porque se había abandonado a una niña recién nacida en el hospital de dicha localidad, hasta donde acudió una patrulla de la Guardia Civil para comprobarlo. El personal sanitario manifestó a los agentes que una vez que la mujer parió a la niña, la pareja intentó convencer al personal hospitalario para conseguir dinero a cambio de la neonata porque no les gustaba su sexo. Los guardias civiles de Policía Judicial inmediatamente iniciaron las pesquisas y localizaron a los padres en un asentamiento de La Roda de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios