Una adolescencia a golpe de balón cortada de raíz

  • Aficionados y jugadores de ambos clubes ya habían protagonizado varios enfrentamientos violentos.

Comentarios 1

Un reguero de sangre. Es la huella que queda en la larga avenida de la Trocha de la reyerta que le ha costado la vida a un joven de 16 años del Viso del Alcor. El único rastro que los servicios de limpieza del Ayuntamiento mairenero no han podido eliminar de una noche trágica. Cerca del lugar en el que se produjo la agresión un matrimonio carga el coche con la comida que ha sobrado del cumpleaños de su hija. Lo habían celebrado en una de las naves del polígono en el que las noches de los fines de semana se concentran jóvenes de varios municipios cercanos. "Cuando salimos a la calle nos dijeron que se habían llevado a uno muy grave por una pelea entre gente del Viso y Carmona por motivo de fútbol", relata esta vecina de Mairena, quien a continuación añade que la víctima vivía en el barrio visueño de los pisos rojos.

En la avenida de la Trocha dos agentes hacen fotos de los rastros de sangre que aún permanecen en el pavimento. Con toda probabilidad sean del presunto agresor, que se recorrió buena parte de esta vía hasta entregarse en la comisaría. Algunos curiosos pasan en coche para comprobar si hay algún dispositivo en la zona. La tranquilidad reina en estos momentos en un lugar donde se vivieron escenas de mucha tensión la noche anterior.

En un bar del barrio donde residía la víctima los clientes juegan a las cartas. Se incorpora un vecino que auxilió a J. J. P. C. (el joven fallecido) cuando llegó al ambulatorio. "Estaba sentado en un bar que había cerca y nos avisaron de que traían al joven herido. Le habían clavado un destornillador", asegura este visueño, quien conocía bastante bien a la víctima, pues tiene familiares con los que guardaba una estrecha amistad.

"A su padre le conocen como El Tani", dice otro de los clientes del bar, quien recuerda que el joven llegó el sábado por la tarde de la playa, llamó a su familia y se fue con un grupo de amigos a la Trocha. "No era la primera vez que tenían enfrentamientos violentos con los del otro equipo", comenta un vecino al que le han dicho que el presunto agresor "se fue para él cuando lo vio, pues las rencillas venían de antes".

A lo largo de la tarde van trascendiendo más datos de la víctima. Varias entidades visueñas muestran sus condolencias por este fallecimiento. El club UP Viso donde jubaba, la asociación de padres del colegio Juan Carlos I en el que estudió y el grupo joven de la Hermandad del Rosario cuelgan un lazo negro en las redes sociales por este vecino al que le han cortado de raíz una adolescencia vivida a a golpe de balón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios