Los arqueólogos hallan en el Monumento una antigua industria vitivinícola

  • Los restos descubiertos pertenecen a la época turdetana

Comentarios 1

El equipo de arqueólogos contratado por el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache para profundizar en las excavaciones que desenterraron los vestigios de la población romana de Osset Iulia Constantia y restos del legado andalusí, en el cerro del Monumento a los Sagrados Corazones, ha descubierto los restos de un antiguo lagar de época turdetana pero con signos de "romanización" que prueban la existencia de actividad vitivinícola en la zona.

La arqueóloga que dirige estas excavaciones, Laura Mercado, informó de que este ha sido el último gran hallazgo de las excavaciones acometidas en la plaza del Doctor Muñoz Cariñanos, que corona el cerro del Monumento a los Sagrados Corazones y donde las catas arqueológicas comenzaron hace ya más de tres años con motivo de las obras de la línea 1 del Metro de Sevilla.

Una vez reanudadas las excavaciones, los arqueólogos y peones rescataron recientemente un espacio que podría corresponder a una zona "comercial o de almacenaje" de la antigua población romana Osset Iulia Constantia, un nuevo fragmento de la murallas de la fortaleza de Hisn Al Faray y una necrópolis formada por siete inhumaciones que probablemente pertenecen a la dominación almohade. El último hallazgo, según detalló la arqueóloga, está constituido por tres piletas "de decantación" practicadas en la roca y que habrían formado parte de un antiguo lagar o industria vitivinícola que habría funcionado entre los siglos III y II antes de Cristo. Se trataría de una industria correspondiente a la población turdetana de Osset, aunque las características revelan ciertos signos de "romanización" en aquel asentamiento que pasaría a transformarse en Osset Iulia Constantia. Laura Mercado destacó el valor del hallazgo por su origen turdetano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios