Una comisión de control "especial" analizará las irregularidades de la grúa

  • La medida se aprobó por unanimidad de todos los partidos políticos en el Pleno

El gobierno local socialista y los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra lograron ayer ponerse de acuerdo y aprobar en el Pleno una moción para que las supuestas irregularidades que se han producido en el funcionamiento de la grúa municipal, de las que alertó un informe del jefe de la Policía Local, se analicen en una comisión de control "especial", según el PP. Entre otras cosas, el informe concluyó que algunas de las grúas no tenían la ITV en vigor y pesaban sobre ellas órdenes de embargo; que varios conductores carecían del permiso de conducir preceptivo y que el adjudicatario no tenía un deposito en condiciones -condición para optar al concurso público-, lo que había propiciado el robo de ciclomotores, cuyos dueños han presentado reclamaciones al Ayuntamiento.

La comisión debe celebrarse en unas semanas, ya que se va a esperar a que siga el proceso administrativo y pasen los diez días hábiles que el adjudicatario del servicio tiene para alegar el expediente de resolución de contrato que se le abrió el 1 de febrero y a que el secretario del Ayuntamiento emita un informe. A partir de este último documento se empezará a trabajar. En principio, en la comisión estarán los portavoces de todos los grupos políticos, que podrán solicitar información que se le facilitará por escrito.

El portavoz popular, Fernando Rodríguez Palomo, se mostró ayer "satisfecho" con esta moción transaccional (una modificación de la que tenían registrada junto al PA) y anunció que, a raíz de las conclusiones, pedirán las responsabilidades que estimen oportunas. Por su parte, el PSOE sólo apuntó en un comunicado que se trata del procedimiento administrativo habitual y minimizó el carácter extraordinario que el PP quiere dar a la comisión. El acuerdo se logró en una reunión de los portavoces antes de que comenzara el Pleno.

Por el momento, el grupo popular asegura que no ha tenido más datos sobre cómo sigue funcionando el servicio municipal de la grúa, que sigue retirando vehículos atendiendo a las órdenes de la Policía Local alcalareña. El gobierno local aseguró en su día que los vehículos y los conductores que están trabajando desde que se tuvo conocimiento del informe del jefe de la Policía tienen todos sus papeles en regla. El anterior adjudicatario del servicio y que no resultó ganador en el último concurso público para gestionarlo tiene presentadas varias denuncias por este asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios