La Algaba

Los ediles pagarán de su bolsillo el viaje de hermanamiento a Cuba

  • El gobierno local de La Algaba (IU y PP) aprueban la medida para "atajar" las "críticas demagógicas" del PSOE al acuerdo de colaboración con San Antonio de los Baños

El gusto de los ayuntamientos sevillanos por los hermanamientos solidarios con poblaciones de suramérica, alentado por el lazo del idioma, no es nuevo. Tampoco lo son las suspicacias que suscitan los viajes que los políticos emprenden para conocer y supervisar las ayudas que envían al calor de los mismos. La Algaba no ha sido una excepción, pero se ha convertido en pionera al establecer que cualquier edil que participe en una legación de este tipo deberá costear el viaje con su dinero y no a cuenta de las arcas públicas.

La propuesta de IU fue aprobada ayer por el Pleno con el apoyo del edil del PP, socio de la federación en el gobierno local. Según el alcalde, José Luis Vega, han querido atajar así las críticas del PSOE al hermanamiento con el pueblo cubano de San Antonio de Baños, aprobado en noviembre y que ha sido objeto de duras y "demagógicas" críticas en el boletín que el grupo de la oposición lanzó en Navidad, en el que se apuntaba que el interés del acuerdo era el de algunos concejales por conocer la isla. "Si hubiera algún viaje en el proceso, algo bastante probable -apunta el regidor- los ediles que vayan lo pagarán con su dinero". El Ayuntamiento sólo asumirá los gastos de los técnicos.

Vega precisó que este hermanamiento se hace "por ideología". El Consistorio "está en una situación económica bastante buena, está invirtiendo en los barrios. Pero creemos que debemos ayudar a los países más desfavorecidos, como Cuba, que sufre desde hace años un boicot de Estados Unidos", dijo, y explicó que a San Antonio irán a parar alrededor de 30.000 euros del 0,7 por ciento para fines solidarios del presupuesto local, que también se aprobó ayer. Entre otras cosas, se construirán salas de rayos X y de matronas, un centro de día para mayores y máquinas para obtener agua potable.

La propuesta de que los ediles paguen sus viajes no obtuvo el apoyo del PSOE, que solicitó que se aplazase y se presentara en otro Pleno como una moción conjunta de todos los grupos. IU, que defendió que el valor jurídico sería el mismo, se negó para acabar de una vez con la polémica.

Pese a ser el más singular, éste no fue el asunto más importante para el municipio que se trató en la sesión, muy tensa y en el que la Policía Local desalojó a un militante socialista por proferir "insultos". También se aprobaron los presupuestos para 2008, los "más realistas" de los últimos años, según Vega, que destacó que frente a los algo más de ocho millones del presupuesto anterior (prorrogado de 2006) este año se superan los 9,2 millones, en los que se recogen los acuerdos salariales firmados con los trabajadores. Un total de 1,3 millones irán a inversiones, costeadas con el "ahorro" y sin acudir a los créditos. Entre las obras destaca la adaptación de la guardería municipal (50.000 euros), la piscina de verano de El Aral (100.000), el centro de día de mayores (100.000) y los 200.000 euros que irán a la creación de nuevas zonas verdes.

En el Pleno tomó posesión además el edil socialista Francisco Díaz Escudero, ex militante del Partido Comunista que fue delegado de Deportes por este partido en el gobierno local de 1979. Por otro lado, se solicitó a la Junta una escuela taller sobre la elaboración y conservación de enseres de las cofradías y un taller de empleo sobre geriatría y se aprobó un acuerdo con el Ministerio del Interior para mejorar la coordinación con la Policía Local. En otra moción, IU y PP censuraron a la Diputación por haber excluido a La Algaba del plan de apoyo a barrios desfavorecidos, por un supuesto error formal en la solicitud, que achacan a una represalia política.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios