alcalá de guadaíra

Los empresarios piden a la Junta que ponga plazos para acabar el tranvía

  • No hay fechas para licitar los sistemas que faltan y reponer todo el material robado

Una vista de la obra del tranvía ya ejecutada. Una vista de la obra del tranvía ya ejecutada.

Una vista de la obra del tranvía ya ejecutada. / josé ángel garcía

Comentarios 3

La Federación de Industriales y Comerciantes de Alcalá de Guadaíra (FICA) ha presentado un escrito ante la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta en el que solicita información sobre la programación prevista para licitar los equipamientos que faltan para la puesta en marcha de la línea de tranvía hasta Alcalá de Guadaíra y reclama que se actúe con la mayor celeridad posible para evitar un nuevo retraso "en esta obra clave para el desarrollo social y económico de Alcalá".

Así lo anunció ayer en un comunicado la federación, en el que subraya que la demora que ya se está produciendo hará imposible que se cumpla el objetivo de que la línea esté en funcionamiento en el año 2019, como se anunció. Como adelantó este diario, la obra civil está concluida desde marzo, tras la culminación de la última fase con la conexión con la línea 1 de Metro, a la altura de la Universidad Pablo de Olavide. Pero hacen falta fondos adicionales para reponer toda la infraestructura que ha sido robada o vandalizada, además de todo lo que se necesita para sistemas de energía, subestaciones de transformación y acometidas eléctricas, señalización semafórica y sistema de comunicación.

Hasta la fecha, "no nos consta que estas dotaciones estén en trámite de licitación pública, ni que exista un cronograma de ejecución para las mismas", se subraya desde FICA, que reitera que será necesario reponer todos los elementos robados y expoliados, lo que supone volver a colocar cientos de metros de vía o construir de nuevo una estación, insiste.

"Esto lleva a pensar que muy difícilmente se podrá cumplir con lo comprometido por la propia Junta sobre la fecha de puesta en servicio de la línea", dice la federación, que subraya que fue la propia Junta la que manifestó su intención de desarrollar los sistemas necesarios a la vez que se hacía la obra, algo que no ha cumplido.

"Consideramos que esta obra no puede sufrir un nuevo retraso, puesto que se prolonga desde hace diez años". En concreto, se inició en 2008, recuerdan los empresarios. "Un nuevo retraso supondría una decepción para miles de usuarios que esperan la línea con urgencia para contar con una alternativa pública para sus desplazamientos a Sevilla y al área metropolitana. Pero además es un problema para muchas iniciativas económicas y sociales que dependen de esta infraestructura para ponerse en marcha".

Además, FICA considera que el nuevo retraso supondrá un riesgo grave de expolio de lo ya ejecutado en la última fase, como ha ocurrido en los dos primeros tramos donde han llegado a llevarse elementos como las vías y las barandillas de protección o a destruir por completo una estación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios