Los empresarios piden duplicar las viviendas que prevé el Potau

  • La CES y Gaesco presentan a Obras Públicas su alegación al plan · En ella proponen aumentar el precio de las VPO "para compensar el alza de los costes"

Los empresarios sevillanos presentaron ayer a la Consejería de Obras Públicas su particular interpretación del Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potau), recogida en un paquete de 30 propuestas que se incluyen en la alegación que ayer registraron en la sede de la Delegación Provincial. Entre las propuestas, la Confederación Empresarial de Sevilla (CES) y la patronal de la construcción, Gaesco, plantean un aumento del número de viviendas que se podrán construir en el área metropolitana en el periodo de vigencia del plan y no escatiman críticas a un documento que consideran "poco objetivo" y "demasiado concreto".

La propuesta para el aumento de las viviendas está basada en la petición de un nuevo criterio de densidad poblacional. Según recuerda la alegación, la proyección que realiza el Potau para calcular el número de viviendas necesarias para los próximos años está basada en una ratio de 2,7 habitantes por hogar. Los empresarios consideran que esta ratio es "muy elevada para los hogares de nueva creación, que están formados, en muchos casos, por una sola persona, lo que desvirtúa a la baja las cifras de viviendas necesarias en la zona".

La propuesta alternativa pide que esta ratio se reduzca a las 1,2 personas por hogar, lo que permitiría duplicar el número de viviendas previstas en el área metropolitana, que el Potau sitúa en un principio en unas 40.000 aproximadamente. Es decir, los empresarios piden que se pueda llegar a construir hasta 80.000 viviendas "pero en el mismo espacio, porque se trata de hacer viviendas más pequeñas en el mismo suelo, por lo que tampoco se verán afectadas las infraestructuras o los espacios libres", explicó ayer a este periódico el presidente de Gaesco, Miguel Rus, que consideró que esta medida solucionaría dos problemas: "Habría más viviendas para afrontar la demanda real que existe; y supondría también una solución para unos suelos que tienen una tipología de viviendas excesivamente grandes, que podrían incorporar más viviendas pequeñas en el mismo espacio".

La CES y Gaesco también plantean en la alegación que ayer registraron en la Delegación Provincial de Obras Públicas una modificación al alza del precio de las viviendas protegidas, "para adecuarlas a los incrementos de costes que han de soportar". Miguel Rus explicó que, según los estudios que maneja, este incremento de costes alcanza el 22 por ciento en las viviendas protegidas "y hay muchos promotores que rechazan construir VPO porque no les salen los números".

En esta línea, entre las 30 propuestas presentadas a Obras Públicas los empresarios exigen una mayor flexibilidad del Potau, tal como se ha planteado en el Pacto de la Vivienda, en el que se recoge que los suelos industriales no computarán a la hora de establecer los límites al crecimiento impuestos por el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), del que depende el Potau, centrado en el área metropolitana de Sevilla. El Pacto por la Vivienda también recoge, y también lo reclaman los empresarios, que los municipios más pequeños puedan incrementar su población por encima del 30 por ciento que establece el POTA. Por ello, tanto la CES como Gaesco criticaron que el Potau se haya elaborado "sin el consenso y la concertación que se ha dado en el Pacto por la Vivienda" y concluyen que "es de suma importancia que la Administración tome conciencia de la necesidad de establecer un clima de diálogo en torno a un asunto de vital importancia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios