Dos imputados por abandonar a una rehala de perros en Valencina

  • En la finca había 51 perros, 12 de ellos muertos, y dos cerdos con "total desnutrición y todo tipo de parásitos".

Comentarios 1

Agentes de la Guardia Civil del Puesto de Salteras y de la Patrulla del Seprona de Puebla del Río (Sevilla) han imputado a dos personas por un presunto delito de maltrato de animales, por tener una rehala de perros abandonada durante un mes sin comida ni agua en una finca de Valencina de la Concepción.

Según informó la Benemérita en un comunicado, los hechos se inician cuando guardias civiles del Puesto de Salteras observan como dentro de una finca de Valencina hay "un número significativo de perros, todos con evidentes síntomas de abandono".

Ante estos hechos, se ponen en contacto con la Patrulla de Puebla  del Río, que busca al dueño de la finca y tras varias gestiones averiguan que se encuentra de viaje en Brasil, por lo que intentan localizar a la persona encarga de los mismos.

Una vez localizado el que se encarga de los perros, éste manifiesta a la Guardia Civil que no ha alimentado a los animales porque no tiene comida, aunque sí los visita "de vez en cuando".

Los agentes se dirigen a la finca y, una vez allí, "se quedan estupefactos ante los hechos que observan", ya que encuentran 51 animales, 12 muertos, "encontrándose algunos cadáveres parcialmente devorados por el resto de canes". 

El estado de los animales es el de una "total desnutrición", fruto de la ausencia de agua y comida por el periodo de un mes, y "con todo tipo de parásitos", según relatan el Instituto Armado. 

Además, "los animales, entre los que hay tres cachorros, huyen y recelan de la presencia humana" y hay varios perros heridos, además de dos cerdos que también se encuentran en la finca "en igual estado de abandono". 

Por estos hechos, los guardias civiles imputan de un delito de maltrato de animales domésticos al dueño de la finca R.P.L., vecino de Camas de 63 años, y al encargado de cuidar a los animales, M.B.R., igualmente camero de 26 años.  

Las diligencias policiales se envían a la Fiscalía de Medio Ambiente y al Juzgado de Guardia de Sevilla. La Guardia Civil ha realizado también informe para la incoación de un expediente sancionador a la Consejería de Gobernación sobre maltrato de animales. 

Igualmente se han enviado informes a la Consejería de Medio Ambiente encargada del registro de Rehalas, a la Consejería de Agricultura encargada de los Registros de Núcleo zoológico y a la Oficina Comarcal Agraria al no tener Registro de Explotación Ganadera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios