Cinco minutos en llegar, según el informe oficial

  • El jefe de Bomberos de Écija dice que les avisaron tarde y el fuego estaba avanzado

Comentarios 48

Los Bomberos tardaron sólo cinco minutos en llegar al número 24 de la calle Haya desde que recibieron el aviso del incendio, según consta en el informe oficial del suceso elaborado por el Servicio Especial de Prevención y Extinción de Incendios (Sepei) de la Diputación Provincial de Sevilla.

Este documento detalla paso a paso cómo fue la intervención de los Bomberos y contradice así la versión de los vecinos de las Moreras, que aseguran desde un primer momento que los funcionarios del servicio de extención tardaron tres cuartos de hora en llegar al lugar del incendio.

El informe apunta que a las 7:31 del 20 de abril se recibe la llamada de un particular avisando del incendio en el parque de Bomberos de Écija. El cabo de guardia se pone en marcha y avisa desde su teléfono móvil al parque central de la Diputación. Esta sede recibe el aviso del 112 a las 7.34 comunicando el mismo siniestro. A las 7:36 el operador del parque central habla con la Policía Local de Écija "para recopilar información sobre la gravedad del siniestro y ésta informa que están actuando los bomberos de Écija y éstos estiman que tienen suficientes medios y que no necesitan ayuda".

A esa misma hora, las 7:36, los Bomberos llegan al siniestro. "Se encuentran la puerta parcialmente abierta, siendo éste el único acceso a la vivienda. El resto de las ventanas y puertas estaban blindadas con rejas. La vivienda se encuentra completamente llena de humo y llamas y dos bomberos acceden a la casa intentando rebajar la carga de fuego en la planta baja para llegar a la superior, donde según los vecinos se encuentran personas atrapadas. Otro bombero intenta extinguir desde el exterior por una ventana de la planta superior. Ambos equipos con líneas de agua de 25 mm. de diámetro, las adecuadas para este tipo de intervenciones", continúa el informe.

Las conclusiones del documento estiman que desde la salida del parque hasta la primera intervención transcurrieron cuatro minutos, que las dificultades de acceso o salida de la vivienda dificultaron la salida de las víctimas y la entrada de los Bomberos, que la casa carecía de cualquier medida de prevención de incendios y sus pequeñas dimensiones favorecieron la propagación del fuego.

Por su parte, el jefe de Bomberos de Écija, Antonio Lama, atribuyó la tragedia a que la guardia del parque de bomberos fue alertada "tarde" y a que "el fuego se había propagado totalmente" cuando llegaron los agentes, por lo que éstos pueden tener "la conciencia tranquila". El responsable del servicio de extinción astigitano advirtió de que el bombero que resultó herido "se jugó la vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios