Los promotores costearán un plan para soterrar todos los contenedores

  • El Ayuntamiento fija un canon de 800 euros por cada nueva vivienda · La ordenanza es pionera en la provincia de Sevilla

El nuevo gobierno local socialista de Olivares ha aprobado en el Pleno una novedosa ordenanza con la que pretende generalizar el soterramiento de los contenedores de basura tanto en las nuevas urbanizaciones, como en el casco histórico. Para ello, ha fijado un canon que obligará a los promotores a pagar al Ayuntamiento 800 euros por cada nueva vivienda que construyan en el municipio, un dinero que se reinvertirá íntegramente en el nuevo sistema de recogida de residuos sólidos urbanos.

Según explicó el alcalde de la población, Isidoro Ramos, la ordenanza forma parte de un bloque más amplio de medidas enfocadas a la mejora del medio ambiente y fue aprobada inicialmente en el Pleno del jueves seis de diciembre. Está pendiente de su publicación en el Boletín Oficial de Provincia (BOP) y del preceptivo periodo de exposición pública de 30 días para su entrada en vigor.

El objetivo es adelantarse en la apuesta por un sistema que se está generalizando en casi todos los cascos urbanos, que evita actos de vandalismo, los malos olores y la suciedad de los contenedores tradicionales, que hacen que los vecinos no quieran tenerlos cerca y los muevan de un sitio a otro de la calle. Pero su instalación es costosa. Cada contenedor soterrado, con un sistema hidráulico para sacarlo a la superficie cuando pasa el camión de recogida, cuesta unos 24.000 euros.

Ya en la nueva ordenanza de proyectos de urbanización, el Ayuntamiento olivareño estableció que todas las nuevas barriadas que se diseñen deben incluir en el proyecto un sistema de soterramiento. A ello se ha unido ahora el canon que, según el alcalde, es pionero en la provincia de Sevilla y sólo tienen constancia de su existencia en localidades como San Roque o Pamplona.

Sólo las promociones que ya hay en marcha en Olivares (que tiene su PGOU en vigor desde hace ya más de un año) suman algo más de cien viviendas, que reportarán unos 80.000 euros para la primera fase de instalación de contenedores. La cifra podría elevarse hasta los 300.000 euros en los próximos tres o cuatro años, cuando se estima que se habrán construido entre 300 y 400 viviviendas.

El alcalde también se refirió a otras medidas enfocadas a la mejora del medio ambiente, como las bonificaciones para los vehículos ecológicos que se han incluido en las tasas e impuestos municipales para 2008. Pese a que éstas se han incrementado de media un 8 por ciento con respecto al año anterior, los vehículos que utilicen gas natural, hidrógeno, electricidad o sean bimodales o híbridos tendrán descuentos los tres primeros años desde la adquisión en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, conocido como el sellito. En el primer año estarán exentos de pagar el 75 por ciento de la tasa, el segundo el 50 y el tercero y último el 25 por ciento de la misma. Esta ordenanza, que entrará en vigor el día 1 de enero, incluye también bonificaciones para ciclomotores y motos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios