Ana Isabel Jiménez Salgueiro. alcaldesa de Palomares del Rí0

"Hay poco tiempo, pero pondremos las bases de lo que hay que hacer"

  • Dos meses después de la moción de censura contra el PP, se reafirma en la necesidad del cambio, por la "falta de gestión política" en un municipio que necesita de otras administraciones

La regidora, fotografiada en el edificio de Servicios Sociales, donde se ha trasladado provisionalmente, por obras en el Ayuntamiento, su despacho. La regidora, fotografiada en el edificio de Servicios Sociales, donde se ha trasladado provisionalmente, por obras en el Ayuntamiento, su despacho.

La regidora, fotografiada en el edificio de Servicios Sociales, donde se ha trasladado provisionalmente, por obras en el Ayuntamiento, su despacho. / víctor rodríguez

Comentarios 1

La nueva regidora de Palomares tiene 42 años, es trabajadora social y valoradora de la Ley de Dependencia. Secretaria local socialista, en 2015 encabezó por primera vez la lista del PSOE y sacó tres ediles. Ha asumido la Alcaldía tras una nueva moción de censura contra Lola Rodríguez (PP), que durante meses intentó gobernar con un gobierno fracturado.

-Dos meses después de la moción de censura, ¿están convencidos de que fue buena decisión?

-Sí, nos hemos reafirmado. Era un paso duro pero necesario y hemos constatado la falta de gestión política que había en el Ayuntamiento, que ha funcionado por inercia. Lo primero que hemos hecho ha sido contactar con los diferentes delegados de la Junta, de Educación, Fomento y Vivienda, Salud, Cultura y la Diputación. Un municipio pequeño y que en 2007 se declaró en bancarrota debe aprovechar cualquier ayuda.

-La marcha del edil Luis Caballero (PSOE) no ayuda a la estabilidad. tenía Urbanismo, Medio Ambiente, Vivienda, Educación...

-Ha sido por un tema estrictamente personal. No hay crisis. Es una persona minuciosa, no podía estar al 100% y prefería dejarlo. Nuestra idea es que el PSOE mantenga esas áreas. Tiene que entrar otro edil y espero que en un par de semanas quede resuelto. Ha dejado muchos temas encaminados, como el convenio laboral, que espero se cierre este mes o en abril.

-Los trabajadores protestaron por la falta de ese convenio.

-Nos hemos reunido con los sindicatos. Quedan un par de puntos por cerrar y podemos llegar a un acuerdo siempre que no repercuta negativamente en los vecinos y que esté dentro de la legalidad. No llegó a ir al pleno antes porque Intervención y Secretaría ponían de manifiesto algunas dudas.

"Reabriremos la piscina con gestión pública y queremos impulsar las actividades para jóvenes"

-¿Cómo está la deuda municipal?

-Hay deuda pero está ordenada. El PP hizo una refinanciación, aprobada en Pleno, con periodo de carencia hasta 2019. Aunque hay sentencias judiciales pendientes por unos 3 millones de euros.

-¿Por convenios del PGOU y la tasa por convenios urbanísticos, que, como en Espartinas, también se declaró ilegal en Palomares?

-Sí. Hay algunos juicios cerrados y se llegó a un acuerdo con una promotora para pagar en dos plazos. Se pidió un fondo para afrontar todo eso. Una sorpresa ha sido que queda deuda de IRPF e IVA de la sociedad Emdespal, unos 160.000 euros, que creíamos saldada. Vamos a pagar y cerrar ese tema. También nos hemos encontrado deuda con Endesa no reconocida y se ha llegado a un acuerdo. El PP propuso una modificación para hacerlo, pero lo rechazamos no porque lo que había que hacer es unos Presupuestos, estamos con los 2016. El compromiso es sacarlos a comienzos de abril.

-¿Cuál va a ser la prioridad?, ¿en qué notará que hay nuevo equipo?

-Una de ellas será el deporte gestionado por el Ayuntamiento frente a la idea del PP de privatizarlo, en pequeños paquetes. El pliego no salió por sus problemas internos. La piscina cubierta abrirá contratando mediante una empresa a los monitores, aunque el Ayuntamiento gestionará las solicitudes de los vecinos y recibirá los pagos. Antes la llevaba un club, el Ayuntamiento se hacía cargo de los gastos pero no cobraba las tasas. La reducción de gastos será de más de un 60% y será como un proyecto piloto. El cambio también se notará en políticas sociales, de educación y en las actividades culturales, en las que Palomares ha estado abandonado. Queremos hacer cosas para los jóvenes y dotar de contenido el espacio de los baños árabes, retomando las actividades que se hacían en los jardines, que se están arreglando con el Plan Supera. Tenemos en mente una campaña de empadronamiento y otra para alentar el comercio local.

"No buscamos rentabilidad electoral, sólo hacer lo mejor por los vecinos y vecinas de Palomares"

-Tienen poco tiempo.

-Sí, lo dije en la investidura. Pero un político debe ser ambicioso. Por lo menos, se pondrán las bases de lo que queremos y hay que hacer. Por ejemplo, he planteado a Mairena del Aljarafe una senda peatonal y ciclista que conecte los municipios. No dará tiempo a hacerla, pero empezamos a avanzar.

-¿Cómo han ido los plenos desde la moción de censura?

-Complicados. El grupo municipal del PP no tiene portavoz. José Manuel de la Villa presentó la renuncia hace un mes y medio. Siguen fracturados.

-Tras la moción de censura de 2014 no se premió en las urnas a los partidos que la impulsaron.

-No se trata de premiar. No buscamos rentabilidad electoral, sólo hacer mejor por los vecinos. Era un acto de responsabilidad. De aquí a 2019 pueden pasar muchas cosas.

-Será difícil que el Pleno se fragmente más, pero puede ser.

-No lo descarto. Alejandro Romero (ex edil del PP, ahora no adscrito) participa en un nuevo partido (Contigo Somos Democracia) con parte de los afiliados del PP. Ahora tenemos a dos ediles no adscritos, dos de Vecinos por Palomares, dos de IU, cuatro del PP y tres del PSOE.

-C's también tiene una agrupación activa en Palomares.

-Sí, se presentaron en la agrupación. Yo no tengo problemas con nadie, ni con Lola Rodríguez. Soy trabajadora social, que te enseña lo que es la empatía y el respeto.

-¿Está siendo difícil la gestión con un tripartito?

-No. Somos diferentes pero tenemos claro para lo que estamos aquí, hay buena voluntad y diálogo. Es fuerte que el PP hiciera que cuatro partidos se pusieran de acuerdo para una moción de censura y que tres estén gobernando.

-En Palomares hay muchas quejas por cómo funcionan servicios básicos: alumbrado, limpieza...

-La limpieza se ha mejorado y el mantenimiento de las calles, también. Es un pueblo difícil, con muchos parques y jardines, que forman parte de su encanto. Pero es costoso. El alumbrado lo lleva una empresa. El PP sacó el concurso este mandato y el PSOE votó en contra. Constantemente, colgamos los teléfonos para que los vecinos llamen si hay incidencias o lo hacemos nosotros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios